Mobile

El respeto es clave para la aceptación de la publicidad móvil, según Millward Brown

Continúan produciéndose movimientos "tectónicos" en el mundo de los medios de comunicación. En 2012 solamente Google ha generado más ingresos por publicidad que todos los periódicos combinados y está cerca de muchas revistas. Pero otro cambio está teniendo lugar, pues en pocos años los teléfonos inteligentes serán el principal medio por el cual la gente consuma contenidos digitales e interactúe con aplicaciones y anuncios.

La parte móvil se está convirtiendo en el gran gigante que está adoptando el dominio digital. Las cifras de crecimiento son enormes y la penetración de los teléfonos inteligentes impregna todas las capas sociales en cada país. Así, podemos esperar que una inmensa mayoría de las personas acceda a la web y a las aplicaciones a través de sus teléfonos. En los países del G20 en 2015 se estima que los teléfonos inteligentes tengan cuatro veces más conexiones a la web que los ordenadores.

Con esto en mente, Millward Brown acaba de publicar su estudio AdReaction 2012 centrado en las actitudes de los consumidores ante la publicidad móvil. El estudio se llevó a cabo utilizando metodologías cualitativas y cuantitativas en 18 países y fue diseñado para entender lo que los vendedores necesitan saber para explorar la publicidad en el espacio móvil con confianza.

Si piensa que hacer marketing digital fue difícil, la parte móvil es aún peor. Y los datos del estudio revelan que pocas personas en el mundo dan la bienvenida a la idea de publicidad en su teléfono. Las actitudes son aún menos favorables hacia publicidad móvil que hacia el telemarketing, y mucho más bajo que los anuncios online. Por supuesto, esta actitud es diferente según el país: la gente que vive en Kenia, Nigeria y la India son los más positivos, donde el móvil es la principal fuente de acceso a internet y las personas están más dispuestas a aprender de las marcas. Los norteamericanos y los europeos occidentales son los menos positivos acerca de la publicidad móvil.

La clave para el éxito de la publicidad móvil es el respeto por las necesidades de los usuarios. El marketing móvil puede realizar muchas funciones importantes, pero también puede provocar respuestas negativas si aparece como una invasión torpe del espacio personal.

Al probar más y más anuncios móviles se encuentran similitudes claras entre lo que funciona para los anuncios display y los anuncios móviles y, dado el tamaño típico de la pantalla de los teléfonos inteligentes, tal vez esto no sea sorprendente. Las pantallas pequeñas obligan a realizar anuncios simples, que se comuniquen fácilmente. Es incluso más importante tener una buena primera impresión que cuando la gente accede a la página web desde el ordenador. Y al igual que sucede online, la gente no espera ser interrumpida y reacciona mal si un anuncio se inserta entre ellos y el contenido que realmente quieren.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir