Mobile

El sensor de huellas digitales no es nada nuevo. ¿Por qué Apple consigue que lo parezca?

Con el anuncio del sensor biométrico del nuevo iPhone 5S, las empresas tecnológicas se preguntan, ¿por qué Apple si y yo no?

El sensor de huellas digitales no es nada nuevo y es que sus competidores han estado usándolo desde hace años (por ejemplo HP en sus ordenadores).

Otro caso similar es el del smartphone Regza T-01D de Fujitsu que ya en 2011 contaba con una potente cámara y una pantalla en HD, muy similar al nuevo iPhone 5S que acaba de lanzar Apple.

La diferencia entre Apple y sus competidores reside en que donde otros vieron una tecnología imperfecta que podría reutilizar temporalmente, Apple vio el potencial a largo plazo para perfeccionarlo y estaba dispuesto a apostar cientos de millones de dólares en la idea.

Esta situación no es diferente a cuando Apple desarrolló por primera vez el iPod. Fue Toshiba que creó la unidad de disco duro de 1,8 pulgadas que permitiría un aparato de forma más delgada, pero fue Apple el que reconoció el potencial de la tecnología para permitir el consumo de música móvil. Toshiba, por su parte, no tenía idea de qué hacer con la unidad.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir