Mobile

El SMS no ha muerto, le desvelamos por qué

La semana pasada tuvo lugar el 20 aniversario del mensaje de texto en un ambiente que apuesta por declarar su muerte. El analista Chetan Sharma anunció que el promedio mensual de mensajes de texto en Estados Unidos cayó por primera vez en un 3%. Cierto es que existen indicativos de que el método de comunicación en 160 caracteres no verá un regreso histórico debido a la proliferación de plataformas gratuitas. Sin embargo, no debe olvidarse el gran poder de penetración que ostenta el mensaje de texto tradicional en nuestra cultura de la comunicación, lo cual garantiza su supervivencia junto con la del correo electrónico o la llamada telefónica. Puede que los mensajes de texto estén en situación de declive, pero no han llegado a su fin, y aquí les explicamos algunas de las razones.

Reduciendo brechas móviles. Los mensajes de texto (SMS) no sólo están disponibles a través de billones de teléfonos en todo el mundo, sino que de forma simultánea rompe algunas brechas tecnológicas creadas por los dispositivos inteligentes. Para enviar un mensaje no son necesarios ni un plan de datos ni una pantalla táctil, por lo que es uno de los sistemas mundiales de comunicación más básico.

La competencia depende de otros servicios. El SMS proporciona comunicación directa uno a uno y de la forma más fácil. La competencia del SMS lleva al consumidor a un entorno más restrictivo. Algunos de estos competidores, como iMessage de Apple o Messenger de Facebook son menos fiables. Se ha visto como el servicio de iMessage falla a menudo, dejando al cliente en la incertidumbre de si su mensaje habrá llegado o no, pudiendo originar un problema si se trata de algo importante.

Facebook no lo entiende. El hecho de que los usuarios puedan ver si su receptor está conectado y si ha visto el mensaje implica una pérdida de intimidad que en ocasiones puede limitar la comunicación. Apple iMessage sí permite desactivar la función de confirmación de lectura. Existen otras alternativas menos conocidas, como los servicios de chat y voz de Google. Pero descargar la aplicación móvil de Google+ y crear una cuenta sigue siendo más complejo que tener un número de teléfono.

La generación del mensaje de texto. Para algunos los SMS son todavía imprescindibles. Se trata de la generación que adquirieron teléfonos móviles al tiempo que sus padres y que tomaron el SMS como la evolución natural de servicios como el AOL Instant Messenger. Hoy en día, la forma más sencilla de establecer comunicación con nuevos conocidos probablemente sea el mensaje de texto, que se posiciona en un lugar ente la profesionalidad del correo elecrónico y la ambigüedad del friending en Facebook.

La mayor amenaza para el mensaje de texto. Resulta imposible no mencionar WhatsApp como la principal causa de abandono de los clientes del SMS. La aplicación ofrece todas las ventajas de comunicación inteligente al tiempo que se expande en el aspecto social de su interfaz. Por su parte, los co-fundadores y ex-trabajadores de Yahoo!, Jan Joum y Brian Actom, tienen grandes ambiciones en este mercado. En su página web podemos leer lo siguiente: "Porque queremos construir una mejor alternativa al SMS. Porque creemos que podemos. Porque algún día no muy lejano todo el mundo tendrá un teléfono inteligente". Que los servicios de WhatsApp y de otras grandes empresas lucharán esta batalla no está del todo claro. Lo que sí es seguro es que el SMS peleará por un tiempo y no se marchará sin dar guerra.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir