Mobile

Entre consumidores y pagos móviles sigue levantándose un muro de desconfianza

pagos móvilesSe supone que son el futuro, pero los consumidores no las tienen todas consigo a la hora de hincar el diente a los pagos móviles. Así lo concluye al menos un reciente estudio internacional de la empresa de investigación de mercados GfK.

Pese a los denodados esfuerzos de los pagos móviles por llegar al "corazoncito" del usuario, el dinero en metálico (46%) y las tarjetas de crédito y de débito son las fórmulas de pago que más pegada tienen entre los consumidores.

Sólo el 5% de las transacciones llevadas a cabo en el universo del retail tiene su origen en los dispositivos móviles. Sorprende, aun así, que el 27% de los consumidores se decante por los móviles como fórmula preferida de pago.

El 28% de los consumidores dice hacer pagos a través del móvil entre 2 y 3 veces al mes, dato que muestra a juicio de GfK el enorme potencial de los pagos móviles.

Donde más tirón tienen actualmente los pagos móviles es en Asia Pacífico. El 46% de los consumidores de esta región reconoce haber realizado algún pago a través del móvil durante los seis últimos meses. Esta cifra pega el estirón hasta el 83% y al 62% en China y Corea del Sur respectivamente. En Japón, por el contrario, este porcentaje es de sólo un 10%.

Los jóvenes mercados de Latinoamérica (39%) y de Europa Central y del Este (35%) están también por delante de los muchos más maduros mercados de Estados Unidos (33%) y Europa Occidental (24%) en el universo de los pagos móviles.

La confianza es el factor que más está cortando las alas al desarrollo de los pagos móviles. Sólo una cuarta parta de los consumidores tiene el firme convencimiento de que los pagos móviles son 100% seguros.

Los latinoamericanos tienen más confianza que la media en la seguridad de los pagos móviles (35%). Esta confianza es asimismo mayor entre los jóvenes de entre 18 y 24 años, donde alcanza una proporción del 33%. Este porcentaje desciende al 25% entre las personas de entre 35 y 49 años y al 15% entre los consumidores de entre 50 y 68 años.

Más de una cuarta de los consumidores, el 57%, no oculta su preocupación por el hecho de que su información personal pueda verse comprometida echando mano de los pagos móviles.

El 45% define, por otra parte, la tecnología que hace posible los pagos móviles como “torpe y defectuosa”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir