Mobile

¿Es YO la próxima aplicación candidata a desbancar a grandes como Twitter o WhatsApp?

yo appPocas aplicaciones en la historia han sido tan controvertidas como YO. Muchas personas la han calificado como la aplicación más tonta del mundo. Incluso la primera vez que fue presentada en la App Store, Apple la rechazó argumentando que carecía de sustancia. Pero lo que es más increíble aún es que los propios creadores de la app se sentían incómodos al ser asociados con YO cuando nació y el nombre de su compañía de software no aparecía en ella.

Pero ahora todo ha cambiado y YO tiene cada vez más poder en el mercado. Grosso modo, la única función de YO es que un usuario puede enviar la palabra “Yo” a cualquier otro amigo a través de la aplicación. Y, sin embargo, recientemente recibieron un millón y medio de dólares en financiación, alcanzando una valoración de entre 5 y 10 millones de dólares. Sus cofundadores, Or Arbel y Moshe Hogeg, dicen que se les ofreció mucho más. Con más de dos millones de descargas, si YO es una aplicación novedosa, parece haberse convertido en la más exitosa de la historia.

Quizás la clave del éxito sea que YO ha roto con el estilo habitual de Silicon Valley: no es una aplicación de mensajería ni una red social, ni siquiera es realmente un lugar para enviar “Yo” a los amigos, a pesar de que los primeros usuarios dicen usarlo para hacer saber a otros qué piensan de ellos. Por tanto, podemos decir que se ha malinterpretado ampliamente el auténtico significado y utilidad de la app, pues según Arbel, es un protocolo de comunicaciones, al igual que lo son los mensajes de texto, el correo electrónico o Twitter.

El periodista Cristopher Mims de The Wall Street Journal analiza por qué todo el mundo se ha equivocado con YO. Considera que YO -o un servicio similar- será “el siguiente Twitter” o incluso algo más grande aún. Se basa en que YO ofrece a cualquier persona, empresa, o web un servicio de acceso directo a la bandeja de notificaciones de su smartphone, que son las alertas que vemos en las pantallas de bloqueo cada vez que echamos un vistazo a nuestros teléfonos. Además, interrumpen lo que estamos haciendo. Debido a la alta frecuencia con la que los dueños de smartphones realizan esta actividad, estas alertas son una de las propiedades más valiosas en el mercado de las aplicaciones.

Algunos pueden pensar que YO es solo un mecanismo de notificaciones sin sentido, enviado desde algún otro usuario al azar, que no lleva más información que su fuente de origen y el momento del día en el que se envió. Hasta el momento eso es cierto, pero la próxima versión de YO, que será lanzada en las próximas semanas, incluye una serie de mejoras que convertirán a YO en una plataforma de mensajería más similar a Twitter o a WhatsApp, pero más simple y que podría “conducir a nuevos tipos de utilidad”, afirma Mims.

Próximamente los usuarios podrán enviar enlaces junto a su “Yo” o conectar feeds RSS a su “Yo” , lo que significará que cada blogger, web o medio de comunicación podrá enviar notificaciones push a sus seguidores, incluyendo enlaces, tengan o no la aplicación instalada. Mims incluso se atreve a declarar que “no le sorprendería que la opción ‘suscribirse mediante YO‘ se convirtiese en un botón junto a los de Twitter, Facebook u otras redes sociales”.

Arbel también señala que hay otras mejoras en las que se está trabajando, como la inclusión de fotos de perfil para los usuarios de la app, o la opción de mostrar a los seguidores el nombre real en lugar del nombre de usuario.

Por otra parte, YO está recibiendo ofertas para integrarse con otras aplicaciones o servicios, como algunos que te permiten saber a través de un mensaje “Yo” si hay bicicletas disponibles en las estaciones, mesas libres en el restaurante que buscas o si eres es tu turno en la consulta del médico.

Un desafío al que se enfrenta YO es que debido a que la aplicación original era tan simple y tenía un código tan sencillo, ya ha sido clonado varias veces y hay varias parodias disponibles en la App Store. Actualmente está disponible en Android, Windows Phone e incluso para los dispositivos Fire de Amazon y el equipo está formado por 10 empleados -ocho de los cuales son ingenieros- y está reclutando constantemente a desarrolladores externos.

Una vez Twitter fue calificada como “demasiado simplista” para tener éxito, lo que pudo alejar a posibles competidores para copiarla, y sin embargo, atrajo a una masa de usuarios cada vez mayor, que es el objetivo final de cualquier aplicación que conecta servicios y personas. Por tanto, la cuestión actual para los fundadores de YO es intentar aprovechar la ventaja de que ellos fueron los primeros en estar dispuestos a crear una aplicación tan simple y tan “estúpida” que nadie más había pensado en ello antes. Hasta ahora, tras la incredulidad generalizada de que una aplicación de este tipo podría obtener capital de riesgo, YO ya ha capturado la atención suficiente entre los usuarios y ha provocado efectos en la red.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir