Mobile

¿Qué sucede realmente con los datos recopilados por FaceApp?

FaceApp: ¿"vampiro" de los datos o pasatiempo inofensivo?

FaceApp, la app que envejece al usuario con la inestimable ayuda de la inteligencia artificial, es supuestamente un auténtico "kraken" de los datos. Pero ¿es de verdad tan perversa esta aplicación?

faceappEn la eternamente veleidosa red de redes ha emergido un "challenge" de nueva hornada. Nos referimos a FaceApp, una aplicación móvil que envejece con asombroso (e inquietante) tino los rasgos del usuario y le anima a compartir sus fotos en calidad de anciano con sus seguidores.

FaceApp, que en 2017 se convirtió por primera vez en una sensación viral, cuenta ya con 80 millones de usuarios activos. Dos años después de su primera cita con la anhelada viralidad la app está de nuevo en boca de todos. ¿El motivo? Que a muchos famosos y usuarios (corrientes y molientes) de Instagram les ha dado ahora por utilizar el filtro de envejecimiento de FaceApp.

La aplicación se vale de la inteligencia artificial para mostrar al usuario cómo podría ser su aspecto físico (rebosante, por supuesto, de canas y arrugas) en unas cuantas décadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

When you take a trip to the Year 3000.

Una publicación compartida de Jonas Brothers (@jonasbrothers) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

So imma look like Morgan Freeman & Bill Cosby's love child when I lose the youth juice..Naw I ain't with it when I turn 60 I'm ending it???

Una publicación compartida de Jay Pharoah (@jaypharoah) el

Aun así, y pese a que FaceApp resulta a priori el colmo de la diversión (ideal para apaciguar el sopor estival), algunos han hecho sonar ya las alarmas. Y es que la famosa app se aproxima al parecer con una insolente y preocupante falta de respeto a la protección de datos.

Pero ¿es de verdad FaceApp una suerte de “kraken” de los datos? Si nos atenemos a los resultados de una investigación emprendida por Forbes, la respuesta a esta pregunta parece ser un rotundo “no”. La app oriunda de Rusia no hace fotos a escondidas y no almacena tampoco datos para misteriosos proyectos desarrollados en su país natal. Así lo aseguran al menos sus desarrolladores.

Aun así, no pocos usuarios de Twitter advierten que FaceApp podría estar almacenando de manera subrepticia en sus servidores las fotos alojadas en los teléfonos de sus usuarios (sin que estos hayan dado, claro está, su consentimiento expreso).

¿Hay entonces motivos o no para el pánico? De acuerdo con Forbes, los servidores de “hosting” de FaceApp no se encuentran ni siquiera en Rusia sino en los centros de datos de Amazon (en Estados Unidos al menos). En otros países (incluyendo Irlanda y Singapur) los servidores de FaceApp están alojados en los centros de datos de Google.

FaceApp no es tan fiera como la pintan en su aproximación a los datos

En declaraciones a Forbes Yaroslav Goncharov, fundador de FaceApp, afirma que los datos de sus usuarios se almacenan en la nube.

“Subimos a nuestros servidores única y exclusivamente las fotos que el usuario elige para aplicar los filtros de FaceApp”, subraya Goncharov. El resto de imágenes almacenadas por el usuario en su smartphone no recala en ningún caso a la nube, enfatiza. Además, una vez transcurridas 48 horas del tratamiento de las fotografías escogidas por el usuario para utilizar el filtro de envejecimiento de FaceApp, los datos desaparecen también de la nube.

A pesar de todo, cuando el usuario descarga FaceApp en su teléfono inteligente, la app le solicita unos cuantos permisos (entre ellos el de tener acceso a todas sus fotos). Goncharov desmiente, de todos modos, este extremo. Aun así, y para evitar eventuales “sustos”, convendría no almacenar “screenshots” con datos sensibles en la galería de nuestro teléfono móvil.

Independientemente de la manera (más o menos respetuosa) con la que FaceApp se aproxima a la protección de datos, es innegable que la app de marras es una fuente casi inagotable de diversión.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir