Mobile

Flappy Bird se resiste a morir y sigue volando alto en el universo virtual gracias a los clones

flappyFlappy Bird pasó ayer por la tarde a la historia y no está ya disponible ni en Apple Store ni en Google Play. Sin embargo, la fiebre por este exitoso juego es tal que a Flappy Bird le están saliendo copias e imitadores por doquier.

A pesar de la sencillez de su mecánica –un pájaro al que hay ayudar a superar una serie de obstáculos–, Flappy Bird es un juego tremendamente adictivo y también muy rentable. No en vano, antes de echar el cerrojo a su criatura, su desarrollador, Nguyen Ha Dong, reconoció embolsarse con ella hasta 50.000 dólares diarios en publicidad.

Y claro, al difunto pajarito de Flappy Bird no han tardado en salirle imitadores. Fly Birdie uno de los muchas copias de Flappy Bird que se han colado en las últimas horas en Apple Store.

Hay además empresas que venden cajas de herramientas para que los usuarios, avezados en el lenguaje de la programación, eso sí, pueden crear su propia versión de Flappy Bird y hacerse de oro (o al menos intentarlo) en Apple Store y Google Play. Una de estas compañías vende, por ejemplo, el código de Flappy Bird por alrededor de 300 dólares. A ese código hay que añadirle después unos cuantos gráficos y sonidos y la copia de Flappy Bird está ya lista para salir del horno.

Otro que ha no ha tardado en resucitar a Flappy Bird es el desarrollador Oran Özden, que ha lanzado una versión del celebérrimo juego para navegadores en lenguaje HTML5. En este otro juego para navegadores el pajarito de Flappy Bird es reemplazado por un perro, pero el concepto es idéntico.

¿Echa mucho de menos Flappy Bird y se mueve como pez en el agua en esto de la programación? Pues entonces, no lo dude: cree su propia versión del juego. Es gratis. Ellison Leão ha creado una versión para navegadores de Flappy Bird que ha bautizado con el nombre de Clumsy Bird y ha publicado el código fuente de la aplicación. Con este código fuente en sus manos, podrá hacer volar no sólo pájaros sino también cerdos, gatos y hasta hamburguesas de queso. Podrá hacer literalmente lo que su imaginación le dicte en cada momento.

El número de imitadores que le han salido en las últimas horas a Flappy Bird no resulta en absoluto sorprendente. Según Google Trends, la búsqueda de Flappy Bird es actualmente casi tan popular en la red de redes como la búsqueda de la exitosa app de mensajería WhatsApp.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir