líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El fraude en las apps móviles pega el estirón

El fraude (cada vez más sofisticado) retuerce el pescuezo de las apps móviles

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Según un reciente informe de AppsFlyer, durante el primer semestre de 2019 aumentó el fraude asociado a las instalaciones de aplicaciones y a las compras in-app.

fraudeCombatir el fraude en las aplicaciones móviles es un desafío de primer orden al que no resulta en absoluto fácil procurar solución (al menos definitiva). Al fin y al cabo, quienes cometen fraude al calor de las apps se cuelgan del brazo de argucias cada vez más sofisticadas.

Según un reciente informe de AppsFlyer, durante el primer semestre de 2019 aumentó el fraude asociado a las instalaciones de aplicaciones y a las compras in-app.

Este repunte tiene lugar después de meses en los que el fraude ha menguado de manera constante en las aplicaciones móviles.

Aun así, y quizás sabedor de que tenía que adaptarse o morir para seguir haciendo de las suyas en el ecosistema móvil, el fraude vinculado a instalaciones de apps pegó un brinco en junio hasta llegar al 22,6% (cuando en enero era de apenas un 16,6%).

Entre enero y junio de 2019 2.300 millones de dólares en calidad de inversión publicitaria estuvieron expuestos al fraude en las apps móviles.

Pero, ¿qué ha pasado para que el fraude móvil (otrora menguante) haya comenzado de nuevo a pegar el estirón? En abril las tácticas (cada vez más evolucionadas) del fraude comenzaron a dar por fin frutos mediante el falseamiento de sistemas operativos de código abierto con emuladores.

Las apps de e-commerce, las más afectadas por el fraude

El fraude no se limita, por otra parte, a las instalaciones de apps y a los eventos in-app sino también a la ventas. No en vano, el 2,1% de las ventas en aplicaciones móviles fueron de naturaleza fraudulenta durante la segunda mitad del año (10 veces más que en el primer semestre).

Por su parte, el fraude que echa raíces en las apps de e-commerce se mantuvo más o menos inalterable durante la primera mitad del año, pasando del 2,9% en el primer semestre al 3% en el segundo semestre de 2019.

Las aplicaciones con el foco puesto en el comercio electrónico se cuentan, no obstante, entre las apps más afectadas por el fraude (al que están expuestos 370 millones de dólares en concepto de inversión publicitaria). Y son superadas única y exclusivamente por las apps de finanzas (750 millones de dólares de gasto publicitario).

Si nos detenemos en los sistemas operativos, iOS (como ya viene siendo habitual) demostró ser bastante más resistente al fraude (4,5%) que Android (29,1%). Al fin y alcabo, Apple es bastante más riguroso que Apple a la hora de dar entrada a aplicaciones de nueva hornada en su Apple Store.

Las regiones con más alta penetración de Android (incluyendo el sudeste asiático e India) son hostigadas (sin que ello resulte en absoluto sorprendente) por altísimos niveles de fraude en las apps móviles.

 

Grey presenta el lado más americano de Domino'sAnteriorSigueinteEl Ojo de Iberoamérica anuncia la apertura de inscripción al concurso Nuevos Talentos 2019

Contenido patrocinado