líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El fraude publicitario en los dispositivos móviles alcanza cotas siderales

Mobile marketingfraude publicitario dispositivos móviles LEGO Darth Vader Luke Skywalker

Se dispara el fraude publicitario en mobile

El fraude publicitario en los dispositivos móviles alcanza cotas siderales

La actividad publicitaria fraudulenta en el universo mobile se incrementó de manera abrupta en el transcurso del último año, en particular en el ramo del "gaming".

fraude mobileEl fraude publicitario no da tregua a los dispositivos móviles. De acuerdo con un reciente estudio de la plataforma especializada en app marketing Adjust, la actividad publicitaria fraudulenta en el universo mobile se incrementó de manera abrupta en el transcurso del último año.

Particularmente fustigada por el fraude estuvo la categoría de «gaming», que asistió a un crecimiento de las actividades fraudulentas de casi el 173% a escala global en el periodo comprendido entre agosto de 2019 y agosto de 2020.

Con un aumento del fraude del 181,2% la región EMEA está por encima de la media global. No obstante, el mercado más afectado a nivel mundial por el fraude es Estados Unidos (+310,29%).

Los métodos más comunes de fraude son los usuarios «fake» y los bots, que aglutinan el 47% de todas las actividades fraudulentas en la región EMEA. El «SDK spoofing» engulle, por su parte, el 24,77% del fraude, seguido de cerca por el «click injection» (21%).

El término «SDK spoofing» alude a la instalación simulada de aplicaciones en dispositivos móviles. En este caso la inversión publicitaria se queda en agua de borrajas porque las presuntas instalaciones de apps simplemente no existen.

El «gaming», el edén para quienes cometen fraude en el universo mobile

Este método fraudulento puede sortearse mediante la implementación de una firma SDK por parte los proveedores de apps

Las denominadas «click injections» son, por su parte, falsas ejecuciones de apps después de una descarga real donde los pagos solapados a la instalación son redirigidos a una fuente incorrecta.

Por su parte, los usuarios «fake» y los bots están a la orden del día en el ramo del «gaming» y su penetración no para de pegar el estirón.

No solo las instalaciones pagadas son afectadas, de todos modos, por el fraude. También cae en sus garras el tráfico orgánico, cuando el usuario instala voluntariamente una aplicación y no lo hace influido por la publicidad. En este caso las instalaciones «fake» no causan costes directos a los anunciantes, pero se traducen a menudo en decisiones equivocadas a la hora invertir presupuestos en determinados canales.

Aproximadamente dos terceras partes de las instalación «fake» son pagadas y el resto son de naturaleza orgánica. «Es vital que los anunciantes puedan confiar en sus propios datos», advierte Andreas Naumann, responsable de Prevención del Fraude de Adjust. «Sin una visión clara es simplemente imposible tomar decisiones estratégicas y fundamentadas en datos. Implementando las herramientas adecuadas los anunciantes pueden ir, sin embargo, un paso por delante de quienes cometen fraude y asegurarse de que la transparencia siga siendo su máxima prioridad», añade.

El icónico jinete a caballo del logo de Ralph Lauren cobra vida en una campaña en SnapchatAnteriorSigueinteArena Media y Havas Media Group anuncian nuevos nombramientos internos

Noticias recomendadas