líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Google quiere reconciliarse con Huawei

Google quiere volver a hacer negocios con Huawei y finiquitar el bloqueo impuesto por EE.UU.

Google ha solicitado formalmente a la Casa Blanca permiso para continuar proporcionando sus servicios a los smartphones del fabricante chino Huawei.

huaweiGoogle quiere fumarse la pipa de la paz con Huawei (con quien entró en guerra en realidad de manera forzada y a instancias del Gobierno de Estados Unidos). El gigante de internet ha solicitado autorización al Ejecutivo de Donald Trump para seguir proporcionando sus servicios a la compañía oriunda de china.

Así y todo, Sameer Samat, manager de Google, no ha querido hacer indicación alguna sobre el momento en el que se tomará una decisión relativa a la solicitud remitida formalmente al Gobierno.

Desde que a mediados de 2019 Estados Unidos colocara a Huawei en su particular lista negra, el fabricante asiático debe renunciar en sus nuevos modelos de smartphones a aplicaciones «made by Google» como Gmail y Maps.

Por ejemplo, el nuevo Mate Xs está completamente desprovisto de apps de Google. En buena parte de sus dispositivos de nueva hornada la marca china ha perdido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google Play Store y se ha visto obligada a aprovisionarse de su propia infraestructura.

¿Dará la Casa Blanca su visto bueno a la solicitud de Huawei? Parece improbable

Huawei cuenta con su propia tienda de aplicaciones (App Gallery), pero esta plataforma presenta a día de hoy graves deficiencias (al menos para los usuarios afincados en Europa).

Los smartphones de Hauwei lanzados antes de mayo de 2019 se benefician todavía de un periodo de gracia. En virtud de ese periodo de gracia Huawei sigue teniendo acceso a la versión de código abierto de Android y a sus correspondientes actualizaciones de seguridad. De todos modos, Huawei sigue trabajando en la actualidad en su propio sistema operativo.

Que Estados Unidos atienda a la solicitud de Google es por lo pronto altamente improbable. Al fin y al cabo, la Casa Blanca ha endurecido en los últimos tiempos su política contra Huawei (al que desea dejar fuera a toda costa de la construcción de redes 5G).

Simultáneamente en la industria estadounidense «techie» cunde actualmente la preocupación sobre la posibilidad de que el embargo a Huawei se traduzca en el desarrollo de alternativas chinas al software y las plataformas originarias de Estados Unidos.

 

La malinterpretación de la transformación digital con un toque de humorAnteriorSigueinte"Mamba Forever", el homenaje de Nike a Kobe Bryant

Noticias recomendadas