Mobile

Google tiene un gran problema móvil: nadie quiere actualizar su sistema operativo

Google tiene un gran problema móvil: nadie quiere actualizar su sistema operativoGoogle tiene un problema en su actividad móvil, y es que la mayoría de los usuarios de Android no están utilizando la última versión de su software. Algo que está poniendo a Google en una situación bastante comprometida frente a Apple, ya que las versiones de Android más antiguas no son tan llamativas ni cuentan con todas las mejoras que se incluyen en la posterior.

Según las últimas estadísticas lanzadas por Google sobre su base de usuarios de Android, aunque sí se ha observado una mejora, lo cierto es que la versión Jelly Bean, la más reciente, sólo tiene un porcentaje de uso del 10%. En cambio, Ice Cream Sandwich, la versión anterior registra un porcentaje de uso del 29% y Gingerbread, con dos años de antigüedad, todavía la versión dominante, alcanza un 48%.

Unas cifras que han mejorado con respecto al año pasado, pero sólo ligeramente, lo que indica que el problema de la lenta adopción de los usuarios de Android no va a resolverse próximamente.

Gingerbread carece de muchas de las funciones clave de Ice Cream Sandwich y Jelly Bean, como la navegación más rápida o una interfaz de usuario más consistente. Y esta es quizás la razón principal por la que Android sigue por detrás del iOS de Apple en muchas métricas de uso móvil, como hacer compras, leer artículos o ver vídeos, a pesar de liderar el mercado.

Pero Google desde luego debe ser consciente de esta realidad, y quizás por esta razón por el momento no se da tanta importancia a que la gente utilice un sistema operativo gratuito, sino a que se realicen búsquedas en Google, se utilice Google Maps y se vean vídeos en YouTube.

El principal obstáculo para actualizar la versión de Android son los propios socios de Google, las compañías telefónicas y los fabricantes con los que se ha aliado y que no están muy dispuestas a lanzar un nuevo software antes de haberlo probado en sus propias redes. Una situación que ha llevado a Google a buscar más control sobre su hardware, a través de la marca Nexus. Por otro lado, en el mercado siguen encontrándose ofertas muy atractivas de dispositivos que funcionan con Ice Cream Sandwich.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir