Mobile

Los "heavy users" de los smartphones son los que más ponen ojitos a los ad blockers

Que los seres humanos tienen el rostro pegado como una lapa al smartphone de sus amores es un secreto a voces (y lo es en casi todos los rincones del planeta). Y algunas cifras (asombrosas pero ciertas) dan cuenta de la creciente dependencia del género humano de los teléfonos inteligentes. Según un reciente estudio de la empresa especializada en marketing móvil B2X, el 56% de la gente no renunciaría a su querido smartphone ni aunque le aplicaran a cambio una subida del 10% en el salario. Y no sólo eso. Uno de cada dos se quedaría sin una semana extra de vacaciones antes de decir adiós de manera temporal a su móvil.

En vista del apasionado romance de los usuarios con los smartphones no resulta en absoluto extraño que la publicidad móvil sea una fórmula publicitaria al alza y que los anunciantes estén volcando en ellas miles y miles de millones de euros.

¿El problema? Que la inversión a manos llenas de los anunciantes en la publicidad móvil tienen una cara B (y esa cara B “desafina”). De acuerdo con un informe llevado a cabo en Alemania por el instituto de investigación Digital Media Institute, cuanto más tiempo invierten los usuarios en los smartphones, más proclives son a colgarse del brazo de ad blockers (esos que tantísimos temen los anunciantes).

El 35% de los usuarios que le dedican a su inseparable teléfono inteligente más de 5 horas al día (para acceder a la red de redes) ha activado ya un programa para bloquear publicidad.

En cambio, entre aquellos internautas que invierten menos de una hora al día navegando en internet a través de su smartphone la proporción de usuarios de smartphones desciende hasta el 22%.

¿Merece entonces tantísimo la pena invertir en publicidad móvil? A la vista de estas preocupantes cifras, puede que no tanto como parece a simple vista.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir