líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Instagram o la "lotería" de convertirse en millonario de la noche a la mañana

Ha sido la gran noticia del Lunes de Pascua. Que Facebook haya desembolsado la friolera de 1.000 millones de dólares por la compra de Instagram, una empresa con una plantilla de apenas 13 empleados y con cero ingresos, ha dejado ojiplático a más de uno. En realidad, detrás de esta sonada adquisición hay una lotería en la que quien más papeletas tiene para hacerse con el premio gordo no es aquel con el mejor modelo de negocio sino aquel cuyo ADN se ajusta mejor al de algún gigante online. De todos modos, y como en cualquier lotería, para ganar hay que tener suerte. La última en ser tocada por la diosa Fortuna ha sido Instagram, pero esta lotería tiene también perdedores.

Si Facebook ha puesto un cheque de 1.000 millones de dólares de la mesa para comprar Instagram no es, claro está, por el inexistente modelo de negocio de la famosa aplicación fotográfica, sino por algo mucho más sencillo: que está de moda. En internet, moda es sinónimo de crecimiento y ése es el principal objetivo de la “reina” de las redes sociales al comprar Instagram.

Instagram apunta maneras para convertirse en la gran sensación 2.0 y por eso Facebook no ha querido dejarla escapar. Con 30 millones de usuarios y 5 millones de fotografías publicadas al día, Instagram tiene cifras con suficiente potencial para dar jugosos frutos a medio y largo plazo. Mark Zuckerberg lo sabe y por eso se ha arriesgado a pagar 1.000 millones de dólares por Instagram. A diferencia de los líderes empresariales clásicos, Zuckerberg no busca los ingresos sino el crecimiento, y eso es algo que puede proporcionarle Instagram, explica Stefan Winterbauer en Meedia.

Gracias a su potencial, pero también a que Facebook ha puestos sus ojos precisamente en ella, Instagram ha logrado convertirse en millonaria de la noche a la mañana, pero otras start-ups no han corrido la misma suerte. Es el caso, por ejemplo, del portal de vídeos online 12seconds, que hace dos años acaparaba todas las miradas en la Web Social, y como no encontró “pretendientes” que quisieran aprovecharse de su potencial, se vio obligada a echar el cierre en octubre de 2010.

Por otra parte, ¿por qué ha decidido Facebook echar el lazo a Instagram y no a Hipstamatic? Al fin y al cabo, ambas aplicaciones giran en torno a un mismo tema: la fotografía. Sin embargo, mientras Instagram funciona como una red social, Hipstamatic es más una cámara virtual, y en este sentido, comparte menos ADN con Facebook.

¿Y qué hay de Pinterest? Sus números y su creciente popularidad se adaptan a la perfección a las ansias de crecimiento de Facebook, pero la red social de Mark Zuckerberg ha decidido decantarse por Instagram. En la lotería en que se han convertido las adquisiciones en el universo 2.0, es imposible hacer cábalas sobre el ganador del premio gordo.

De todos modos, la ruleta de la lotería sigue girando. El próximo premio gordo puede caer en cualquier, llámese Hipstamatic, Pinterest o Foursquare. La única condición para participar en esta lotería es estar de moda, y si en algo es pródiga la red de redes es en modas.

 

TBWA\WorldHealth y CAHG se alían para convertirse en la red global de agencias líder del sector de la salud en EEUUAnteriorSigueinteLinkedIn lanza una pestaña de seguimiento de estadísticas y un "Targeted Updates"

Noticias recomendadas