líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Kindle Fire: cuando el bueno-bonito-barato, al final, sale caro

La tableta de Amazon, la Kindle Fire, trató de llegar a lo más alto con una gran promoción pero sus primeros usuarios, la mayoría de ellos descontentos, luchan por intentar embalarlo y devolverlo a las tiendas. Muchos de los consumidores se han quejado y varios de los motivos que han llegado a dar éstos son por ejemplo el control del volumen externo, el interruptor de apagado o el tiempo de espera de carga de las páginas webs.

Los consumidores avalan que el dispositivo no tiene privacidad, si nuestro cónyuge o hijos nos lo cogen en un momento sabrán todo lo que hacemos. Aparte de esto, que no es poco, le suman el problema que genera la pantalla táctil, una pantalla reacia y de frecuencia dudosa. Todas las quejas individuales registradas en la web propia de Amazon han recibido un grado de confirmación la semana pasada cuando Nielsen, experto en usabilidad, denunció a Kindle Fire diciendo que ofrecía » una decepcionante mala experiencia, para los usuarios cuyos dedos no son tan delgados como palillos de dientes, advirtió que la pantalla puede ser particularmente frustrante de manejar». Nielsen ya advirtió su posible fracaso en una entrevista, «No puedo recomendar la compra».

Todo esto sería suficiente para enviarlo directamente al cementerio, donde el Newton de Apple, el Edsel, New Coke y el Arco de McDonald Deluxe languidecen. Pero la compañía a preferido para hacer frente a todas estas denuncias callarse y supuestamente sacar en las próximas semanas una versión mejorada «En menos de dos semanas, estaremos lanzando una actualización de Kindle Fire», dijo Drew Herdener, un portavoz de la compañía. Habrá mejoras en el rendimiento y en la navegación multitouch, los clientes tendrán la opción de editar la lista de elementos que muestran lo que recientemente han estado haciendo. Ya no habrá más mujeres que se pregunten por qué sus maridos estaban buscando un sitio de citas cuando dijeron que estaban jugando.

Nielsen ha declarado que se trataría de una segunda oportunidad «Si eso es un fracaso, entonces está condenado a la pila de basura de la historia». A pesar del silencio de Amazon en la materia, los analistas han estimado que la compañía vende desde tres hasta cinco millones de Kindle Fire en este trimestre. A pesar de su corto periodo de vida, Kindle logró una gran acogida debido a su precio de salida, unos 149 euros. Fue uno de los productos más solicitados en el Black Friday y ha estado en la lista de los más vendidos ocho semanas desde su salida al mercado.

A pesar de las críticas, cada vez mayores en su propia web, hay que tener en cuenta el éxito de esta tableta y que la posible salida al mercado de una versión mejorada en los próximos meses es una versión que aún no ha sido todavía afirmada por la compañía.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación lamenta que no se regule más el product placementAnteriorSigueinte"En televisión, todo está apuntado en España, pero no desarrollado", A. Buenafuente

Noticias recomendadas