Mobile

La Europa de las dos velocidades: el lento paso del 3G al 4G

Los smartphones han revolucionado el panorama de internet al permitir la navegación fuera de casa, esto crea la necesidad de crear infraestructuras que permitan una navegación más rápida. Esto ha propiciado la creación de una "Europa de dos velocidades" con grandes diferencias norte – sur.

El sector de la telecomunicación se encuentra ante una gran transformación, las compañías de telefonía móvil deben invertir mucho en mejorar constantemente sus infraestructuras para evitar el colapso por todos los usuarios que se conectan a internet desde sus Smartphones. En Europa son Alemania y los países escandinavos (Suecia, Noruega y Dinamarca) los que llevan la batuta, aunque en comparación con Estados Unidos las infraestructuras siguen siendo algo deficientes.

Actualmente, según un estudio de Ericsson un usuario de smartphone utiliza de media 450 megabytes mensuales en descargas, navegación e intercambio de datos. Pero esto es sólo el comienzo, se calcula que en 2018 llegará a dos gigabytes, es decir, el cuádruple del volumen de datos actual. En las tablets este crecimiento parece que va a ser mayor aún: de los tres gigabytes actuales a diez dentro de cinco años. Este aumento se debe, entre otras razones a la popularización del uso de nubes de datos tanto para guardar datos y fotos (iCloud por ejemplo) como para escuchar música (Spotify).

En Alemania, la compañía líder de telefonía Deutsche Telekom quiere invertir anualmente hasta 4.500 millones de Euros en los próximos años para aumentar la velocidad de la banda ancha además de crear una red de señal móvil de cuarta generación más eficiente y adaptada al estándar LTE. Las redes de tercera generación, 3G o UMTS, han alcanzado ya su límite en grandes ciudades o en grandes eventos que congregan a mucha gente, bajando su velocidad a niveles desesperantes cuando muchos usuarios navegan al mismo tiempo. La "hija de Telefónica" O2 ya ofrece LTE en Berlín, Munich, Hamburgo y Hannover, y pretende aumentar notablemente el área de LTE en los próximos años.

En los países del sur de Europa parece que este crecimiento sólo va a trompicones. En España Telefónica no ha llegado más allá de realizar pruebas de la tecnología LTE en Madrid y Barcelona, la fuerte crisis ha hecho que invertir en la mejora de las infraestructuras no sea una prioridad actualmente, ya que ahorrar es la mayor preocupación para usuarios y empresas.

Otros países no han avanzado en la imposición del LTE no por falta de ganas si no por la falta de frecuencias: esto ha ocurrido en Gran Bretaña, Austria, etc. En Suiza se estima que para finales de este año 2013 el 70% de los usuarios se conecten a través de una red LTE a internet desde sus dispositivos portátiles. A pesar de que algunos países europeos tengan datos favorables en cuanto a sus infraestructuras, no hay punto de comparación con Asia y Estados Unidos , donde la compañía 4G cuenta ya con 43,7 millones de usuarios de LTE: 51% de ellos en Estados Unidos y Canadá y 45% en Asia. Pues según estos datos, para los años venideros toca ponerse la pilas para poder ponernos a nivel europeo y así llegar finalmente al estándar estadounidense.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir