Mobile

La guerra de patentes por el móvil no tiene fin

La guerra de patentes por el móvil no tiene finEn los últimos años, son muchas las empresas que inician un litigio judicial a causa de las patentes de los móviles. Los principales fabricantes de teléfonos, empresas de software y de procesadores se enfrentan desde que Nokia y Apple se acusaran mutuamente hace un año de utilizar ilícitamente tecnologías propias.

Motorla ha sido el último en iniciar una batalla legal. Ha acusado a Apple de infringir 18 de sus patentes en iPod Touch, el iPhone, el iPad y algunos de los ordenadores Macintosh. A su vez, Motorola ya había sido acusada previamente por Nokia y RIM, el fabricante de BlackBerry. Por otro lado, Google se enfrenta a la empresa de software Oracle, mientras que Apple hace lo propio con HTC.

Sin embargo, Nokia parece llevarse la palma: ha demandado a siete de sus rivales a causa de su mayor debilidad en el mercado: Qualcomm, Motorola, LG, Hitachi, Sharp, Toshiba y Samsung. Kodak no se queda atrás y ha establecido una querella a otras cinco empresas por sus patentes de imagen digital.

¿Cuál es el origen estratégico de estos litigios judiciales? Las licencias cruzadas permiten que dos empresas intercambien invenciones para explotar patentes que son propiedad ajena. Las compañías sólo recurren a los tribunales si la negociación inicial con la empresa infractora no ha salido muy bien.

Sin embargo, la situación actual provoca que las empresas se necesiten  unas a otras. Pero el sector se transforma, haciendo que los antiguos líderes pierdan cuota de mercado mientras que gigantes como Google y Apple quiten terreno. En este panorama, Carles Comes, especialista en patentes de la firma barcelonesa ZBM Patents, ha declarado en El Mundo: “La única solución que te queda es empezar una guerra en los tribunales para frenar a tus competidores”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir