Mobile

La publicidad digital se hace más molesta que nunca en el móvil

La publicidad digital se hace más molesta que nunca en el móvilPocos consumidores aprecian la publicidad digital, pero muchos anuncios se están emplazando en las aplicaciones gratuitas más populares. El problema es que cada vez están apareciendo más anuncios y más molestos en los lugares más inesperados, y esto inquieta tanto a autoridades como a usuarios.

Los smartphones y las tabletas están cada vez más extendidos entre los consumidores, y empresas de publicidad digital están subiendo como la espuma, como en el caso de AdMob, por la que Google pagó 750 millones de dólares en 2010. Un sector lo suficientemente grande como para atraer todas las miradas.

Ante esta explosión, Lookout, una compañía de seguridad móvil, ha analizado el ecosistema Android de Google y ha señalado que diez proveedores publicitarios, como Moolah Media o LeadBolt, utilizan una o más estrategias de monetización que pueden calificarse de “agresivas”. Estrategias como hacer anuncios que aparecen fuera de las aplicaciones en las que en principio estarían insertados, como la barra de notificaciones reservada a los mensajes personales del usuario; alterar el escritorio y los navegadores móviles para que aparezcan nuevos iconos, o acceder a información personal sin advertir de forma adecuada al usuario.

Unas prácticas que pueden incomodar y confundir a los usuarios móviles y que son cada vez más comunes en aplicaciones para personalizar los teléfonos, como fondos de pantalla digitales, o juegos gratuitos. De hecho, Richard Harris, director de Moonbeam Development, una compañía con cerca de 200 aplicaciones publicadas, aseguró que llegó a recibir amenazas de muerte de usuarios indignados después de empezar a utilizar los servicios de LeadBolt, cuando empezaron a aparecer anuncios en los escritorios y las barras de notificación de los usuarios.

Desde LeadBolt aseguran que la compañía se toma con seriedad la privacidad y no exige a los desarrolladores qué formatos publicitarios tiene que elegir de toda la oferta. Además, afirman que su servicio permite a los usuarios elegir no recibir anuncios que se envíen a las barras de notificaciones o a los escritorios, pero esto sólo se puede hacer a través de la página web de la compañía.

El objetivo de la industria ahora está en establecer normas autorreguladoras con las que poner fin a esta incómoda situación que enfrenta a desarrolladores, plataformas publicitarias, anunciantes y usuarios antes de que los gobiernos sean los que decidan establecer unas normas para este entorno. Las firmas de publicidad móvil tendrán que moverse con velocidad y marcar políticas de privacidad en las aplicaciones que establezcan qué información se puede captar de los usuarios y con qué objetivos, buscar sistemas de opt-in para que los usuarios elijan fácilmente qué información ceden a las empresas y evitar prácticas de identificación de números de teléfono para rastrear usuarios específicos.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir