Mobile

La TV comienza a perder la batalla por la audiencia y la publicidad frente a los dispositivos móviles

tvDe acuerdo a los últimos datos ofrecidos sobre consumo de televisión aportados por el estudio realizado por la empresa de tecnología de publicidad móvil Marchex, el 26% de los estadounidenses que se ponen en contacto con las empresas de televisión por cable lo hacen para solicitar sólo “servicios de internet”. De esos clientes al menos el 60% finalmente sólo acaba recibiendo servicios de internet.

Esto deja patente que los usuarios cada vez están menos dispuestos a pagar por la televisión. Ahora los consumidores prefieren internet sobre la TV ya que así pueden acceder a los contenidos que ellos quieran y así incluirlos en su propia programación.

Además los últimos datos aportados por BI Intelligence señalan que los medios digitales continúan en auge en la web móvil que está a punto de reemplazar a la TV en el primer puesto en lo que a cuota de audiencia e ingresos publicitarios se refiere.

“Está claro que los consumidores quieren cosas muy específicas de sus proveedores de cable y cada vez demandan más una conexión a internet fiable que les permita acceder a sus propios canales y opciones” explica Chen Zhao, director de análisis de Marchex.

GRAFICO1

Esto ¿qué quiere decir? Pues que internet está cortando literalmente el viejo negocio de la TV tal y como apuntan los datos de PwC que pone como ejemplo a Netflix que se ha convertido en un competidor a tener en cuenta para los diferentes actores del sector de la TV por cable en EEUU:

-Las suscripciones de televisión por cable entre los usuarios con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años se ha reducido a un 71% en 2014 lo que supone un 6% menos que en el año anterior.

-El 71% de los abonados a la TV de pago con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años contaban con los servicios de Netflix en 2014 lo que supone una cuota por encima del 51%.

-El 58% de los abonados a la televisión con edades comprendidas entre los 50 y los 59 años también tenían Netflix en 2014 frente al 19% que sólo lo tenía en 2013.

Pero fue en 2011 cuando se puso de manifiesto esta situación en la que la señala que la TV no puede continuar siendo el medio dominante en el futuro. Credit Suisse alertó a los inversores de TV en EEUU que esta se encuentra en declive. Señalan que la atención de los espectadores se mueve hacia sus teléfonos, tabletas y ordenadores portátiles. La muerte de la televisión al menos tal y como la conocemos está sucediendo. En este gráfico se muestra como el gasto en publicidad web+móvil se está acercando al punto en el que eclipsará ala TV, probablemente en 2017:

GRAFICO2

Los datos de BI Intelligence señalan que la TV ha sido relegada al segundo puesto con el auge de los medios móviles de la misma forma que los periódicos y la radio lo sufrieron con la llegada de internet. La TV todavía cuenta con una audiencia masiva y atrae grandes ingresos publicitarios pero su audiencia simplemente no es tan grande como la que se está creando alrededor de Google, Facebook, Apple y sus competidores.

Lo cierto es que esta situación no es percibida por muchos puesto que la TV continúa generando grandes audiencias como reflejan eventos de la talla de la Copa del Mundo o la Super Bowl pero internet, combinado con la web móvil, reportan mayores audiencias.

La TV está perdiendo la participación de la audiencia en pos de los canales online y móviles y la audiencia ya no emplea la mayor parte de su tiempo ante esta. Los medios digitales aúnan una participación del 49% por lo que se encuentra cerca de reclamar una mayoría simple. La TV perdió el primer puesto en 2012 y ahora sólo representa el 37% de la atención.

 

Una de las razones por las que las que la televisión no parece tan dominante es que el tiempo de la audiencia digital a menudo se divide en “cubos” móviles “online” independientes. Esto es incomprensible para los consumidores pero cortar esta distinción es la única forma con la que cuenta la TV de seguir a la cabeza.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir