líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Nuevos pasos hacia la sostenibilidad

La Unión Europea quiere que su móvil y su tablet duren más tiempo con el "derecho a reparar"

Las nuevas reglas abordarán en particular la necesidad de mejorar la durabilidad, la reutilización, la capacidad de actualización y la capacidad de reparación del producto, abordando la presencia de productos químicos peligrosos en los productos y aumentando el contenido reciclado en los productos.

reparar móvil

Corre la leyenda que los móviles, las tablets y los dispositivos electrónicos y electrodomésticos en general cada vez duran menos. Es la bautizada como obsolescencia programada la que llama a nuestra puerta para que desechemos aquellos aparatos que dejan de funcionar a los pocos años de adquirirlos. Esto es un problema, no solo para la sociedad que tiene que invertir cantidades ingentes de dinero en productos nuevos, sino también para el Medio Ambiente que nos rodea que recibe todo aquello que ya no nos sirve.

La Unión Europea quiere ponerle remedio a esta realidad cuanto antes y ha decidido poner esfuerzos en nuevas leyes y directivas que tengan como fin acabar con esta situación tan problemática con el entorno. En diciembre de 2015, la Comisión Europea adoptó un Plan de Acción de Economía Circular para dar un nuevo impulso a los empleos, el crecimiento y la inversión y desarrollar un carbono neutral, eficiente en recursos y una economía competitiva. Las 54 acciones bajo el plan ya se han completado o se están implementado, incluso algunas de ellas en algunos países continuarán más allá de 2019.

Esta transición se apoya financieramente a través de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, Horizonte 2020, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y el programa LIFE. El plan de acción también promueve una estrecha cooperación con los Estados miembros, las regiones y los municipios, las empresas, los organismos de investigación, los ciudadanos y otras partes interesadas que participan en la economía circular.

Uno de estos ámbitos que se espera que llegue en 2021 es el ‘derecho a reparar’. Según el último documento publicado por la UE, «la transición hacia una economía más circular requiere una participación activa de los ciudadanos cambiando los patrones de consumo». Pero no solo la responsabilidad recae sobre los ciudadanos, también las políticas deben elaborar un enfoque estratégico que tienda a estos valores.

En la actualidad, muchos productos se descomponen demasiado rápido, no se pueden reutilizar, reparar o reciclar, o solo se pueden usar una vez. Este patrón lineal de producción y consumo no ofrece a los productores un incentivo para fabricar productos más sostenibles. La comisión europea señala que El Marco de Política de Productos Sostenibles tiene como objetivo cambiar esta situación con acciones para que los productos verdes se conviertan en la norma. Las reglas también tendrán como objetivo recompensar a los fabricantes de productos en función de su desempeño en sostenibilidad y vincular los altos niveles de desempeño con los incentivos.

Un nuevo Marco de Política de Producto Sostenible incluye tres bloques de construcción principales: acciones sobre diseño de productos, empoderamiento de los consumidores y procesos de producción más sostenibles. Para ello, lanzarán una iniciativa legislativa sobre productos sostenibles más allá de aquellos productos relacionados con la energía. Las nuevas reglas abordarán en particular la necesidad de mejorar la durabilidad, la reutilización, la capacidad de actualización y la capacidad de reparación del producto, abordando la presencia de productos químicos peligrosos en los productos y aumentando el contenido reciclado en los productos. «También buscaremos restringir el uso único y contrarrestar la obsolescencia prematura. La introducción de una prohibición de la destrucción de bienes duraderos no vendidos también formará parte de las medidas», señalan.

El Plan también prevé acciones para brindar a los consumidores información más confiable sobre los productos en el punto de venta, incluida su vida útil y otro desempeño ambiental. Asimismo, propone establecer una ‘Iniciativa Electrónica Circular’ para promover una vida útil más larga del producto a través de la reutilización y reparabilidad (el derecho a reparar el móvil, por ejemplo), así como la capacidad de actualización de componentes y software para evitar la obsolescencia prematura.

El sector será un área prioritaria para implementar el ‘derecho a reparar’ que la Comisión se ha marcado como objetivo adoptar nuevas medidas reglamentarias para teléfono móvil, tabletas y computadoras portátiles, así como nuevas medidas reglamentarias sobre cargadores para teléfonos móviles y dispositivos similares. También se considerará un plan de recuperación en toda la UE para devolver o vender teléfonos móviles, tabletas y cargadores viejos.

 

"Made in Italy": ¿terminará deshilachándose la moda italiana por culpa del coronavirus?AnteriorSigueinteAsombrosamente resistente (casi de teflón): así desafía Apple al coronavirus

Noticias recomendadas