líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La venta de Instagram ayuda ahora a impulsar otras startups de compartir fotografías

Cuando Facebook decidió adquirir Instagram por la escalofriante cifra de 1.000 millones de dólares este lunes, las dos compañías no fueron las únicas interesadas en descorchar una botella de champán para celebrarlo. Y es que la adquisición a dado legitimidad a todo un género de startups, de aplicaciones de compartir imágenes, acusadas previamente de ser una simple moda.

«Cada vez que nos reuníamos con los inversores, siempre se quejaban de las bajas expectativas que tenían las startups de fotografía», explica Andres Blank, cofundador de Pixable, que agrega fotografías instantáneamente de todas las redes sociales del usuario. Antes de Instagram, la startup más reciente que había conseguido un éxito notable era Photobucket, que fue adquirirda por MySpace por 250 millones de dólares en 2007.

Ahora son Blank y otros fundadores de startups de fotografía quienes pueden señalar que, tras la compra de Instagram por 1.000 millones de dólares, sí hay dinero en las aplicaciones de fotografía. Como dice Blank: «Las startups de vídeo tienen a YouTube. Ahora las de fotografía tenemos a Instagram»,

Las grandes compañías tecnológicas han demostrado preferencias de compra similares en el pasado. Google, Facebook y Skype, por ejemplo, compraron aplicaciones de mensajería el año pasado. ¿Podrían ser las aplicaciones de fotografía la sensación de este 2012? Twitpic, una página web y API que nos lo pone facil a la hora de subir fotos a Twitter, lanzará una aplicación independiente en las próximas semanas, que combinará, como Instagram, aspectos sociales e imágenes.

La adquisición de Instagram está lejos de una aprovación global hacia las startups de fotografías. la propia aplicación nunca se imaginó cómo podría sacar dinero de su servicio. Pero con la compra por parte de Facebook se sugiere que algo tan sencillo como las fotografías sociales hechas con filtros si puede tener valor, más allá de que ese valor sea una burbuja que vaya a explotar o no, que es donde se centra esta semana el debate.

 

Instagram o cómo Facebook convirtió a dos veinteañeros en multimillonarios de la noche a la mañanaAnteriorSigueinteEl Chupete 2012 abre el plazo de inscripciones de su VIII edición

Noticias recomendadas