líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las aplicaciones son las que hacen que el m-commerce resulte divertido

Los minoristas y los fabricantes están reflexionando sobre si, en un mundo de compras a través de dispositivos móviles, vamos a ver un cambio del comercio electrónico tradicional. Para ayudar a responder esta pregunta, AdAge ha hablado con una lista diversa y global de ejecutivos de ventas, empresarios móviles y financieros. La evidencia muestra que el comercio móvil está armando a los consumidores con un asistente de compra personal y ofrece nuevas formas de recompensa al cliente, al tiempo que proporciona activos digitales a los minoristas y fabricantes con la publicidad.

Como resultado, el comercio móvil está protagonizando una parte creciente de las transacciones online. Los expertos predicen que el volumen de ventas por el móvil en alcanzará los 9 mil millones de dólares en 2011, en comparación con los 2,4 mil millones de 2010 y los 1,2 mil millones de 2009, según un estudio de 2011 Inmobi. Pero la verdadera historia es que las aplicaciones móviles son lo que hace divertido ir de compras en las tiendas online. Alrededor de la mitad de los consumidores de EE.UU. ha utilizado un teléfono inteligente para obtener información sobre los productos.

El móvil es todavía en gran parte una ayuda comercial para el cliente. No es necesariamente un canal de ventas. Los minoristas más importantes tienen una aplicación para ayudar a los compradores a encontrar sus tiendas y, una vez allí, en busca de mejores productos, aprender más sobre ellos y aumentar el tamaño de su cesta. Por ejemplo, Best Buy tiene su propia aplicación y está estudiando la compra móvil en sus tiendas para que los clientes no tengan que ir a una caja a pagar. Ben Hedrington, director estrategia web de Best Buy, dijo: «Creo que el futuro de lo online no está en lo online. Nuestro reto, en la actual era de la información, es que la experiencia en la tienda sea lo suficientemente convincente como para que la gente compre aquí».

Un número creciente de personas está haciendo compras online con sus dispositivos móviles y los minoristas deben aprovechar este nuevo canal. Sin embargo, sus esfuerzos no deben distraer la atención de la oportunidad de aprovechar el poder de los móviles para mejorar la venta al por menor. Las aplicaciones móviles están creando nuevas formas para que la gente compre en una tienda más inteligente, para transformar la experiencia en ventas y atraer a la gente de nuevo a las tiendas. Estamos siendo testigos de cómo el comercio online evoluciona y las partes interesadas a lo largo de todos los puntos de la cadena de valor deben ser reacios a perder las oportunidades que esta nueva dinámica de la creación les brinda.

¿Qué les pasa a los ejecutivos más veteranos con Twitter?AnteriorSigueinteMediacom (WPP) compra la agencia de medios independiente Brilliant

Noticias recomendadas