Mobile

Llegó el fin del roaming en la UE

El roaming ha llegado a su fin en la Unión Europea, por lo que a partir de ahora llamar por teléfono, enviar SMS o conectarse a internet no tendrá un coste adicional a partir del 15 de junio, lo que permitirá a los ciudadanos comunitarios emplear sus dispositivos móviles en el resto de países de la UE "como en casa".

Este esperado momento se ha alargado casi diez años, ya que el proceso de negociación ha sido muy largo. Los países que no pagarán más por el roaming en ninguno de los 28 países de la Unión Europea son Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia, España, Suecia y Reino Unido.

Además, lo más seguro es que se añadan más tarde los países del Área Económica Europea (Islandia, Liechtenstein y Noruega). Además, algunas operadores españolas han querido ir más allá e incluyen también sus tarifas de "roaming en casa" en otros países como Estados Unidos.

A pesar de que la normativa destaca la obligación de ofrecer un servicio de roaming al mismo precio que las comunicaciones nacionales, también señala que debe haber un "uso razonable", es decir, si se detecta cualquier abuso o uso anómalo se pueden establecer medidas y cobrarlo. 

Esto significa que, por ejemplo, si la factura del cliente apunta que durante ese tiempo ha estado más en otro Estado miembro que en el propio o que ha consumido más datos durante sus viajes por la UE, entonces la empresa podría enviarle un "mensaje de alerta", y a partir de ahí el usuario tendrá 14 días para justificar este abuso. 

Además, la legislación también aborda la situación de las tarifas con una gran cantidad de datos a precios bajos, y permite al operador establecer un límite a los datos fuera de su país, aunque siempre informando siempre al cliente de ello. Este límite deberá superar la cantidad de datos que resulte de dividir el precio mensual sin IVA de la tarifa por el precio máximo por giga establecido para el mercado mayorista (actualmente en 7,7 euros) y multiplicarlo por dos.

Además, también se establece el importe máximo que cualquier compañía telefónica puede cobrar a un cliente que está en el extranjero y se ha pasado de datos. Esta tarifa tarifa máxima será 3,2 céntimos por minuto en llamadas de voz (más IVA), un céntimo por SMS (más IVA) y 7,7 euros por giga de datos (más IVA).

Otro aspecto a tener en cuenta es que, si un usuario quiere llamar desde España a otros países de la UE no es roaming, lo que significa que, en este caso, el que llama desde España tendrá que pagar un sobrecargo por llamada internacional aunque el que está en el otro país de la UE no tendrá que abonar nada.

La duda de muchos ahora es quién costeará estas inversiones que han sido necesarias para adaptar las infraestructuras, por lo que se teme una subida de precios en las tarifas nacionales de los diferentes operadores, aunque de momento no se ha visto una subida anormal en el mercado.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir