Mobile

Los códigos QR revitalizan los medios impresos

Los medios de comunicación impresos han sufrido la desaparición de muchos de ellos como consecuencia del avance de las nuevas tecnologías que los han sustituido por sus versiones digitales, aunque ya comienzan a percibirse cambios en este sector gracias a los denominados códigos QR que aportan interactividad móvil a los tradicionales medios en formato papel.

Aunque parezca una contradicción los móviles vienen a la salvaguarda y potenciación de los medios escritos. Gracias a los códigos QR, similares a los de barras pero de forma cuadrada e interpretables con un software gratuito disponible para la mayoría de los móviles actuales, es posible estar leyendo una noticia que, acompañada de uno de estos códigos QR, se escanea y nos ofrece en nuestro móvil un video sobre la misma. Si por ejemplo se trata de un periódico deportivo que comenta un gol espectacular, además de la capacidad del periodista de transmitir ese gol, el QR code permite enlazar inmediatamente y con nuestro móvil, el video del gol, con lo que la hoja de periódico toma una nueva dimensión.

Pero las posibilidades de esta tecnología aplicada a los medios impresos tradicionales no se queda en ofrecer videos, fotografías u otro material multimedia, además nos permite, con nuestro consentimiento previo, ofrecernos información personalizada sobre distintos aspectos, por ejemplo el clima, dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos. Así alguien que esté leyendo las predicciones meteorológicas en un periódico nacional, sí se le acompaña un código QR, podrá obtener la información del clima en su ciudad, ya que esta tecnología puede aprovechar las ventajas de la geolocalización móvil, y otro que haga lo mismo en la otra parte de España obtendrá información diferente, dependiendo de su ubicación geográfica y siempre previa autorización del usuario.

Estos códigos, desarrollados hace más de una década en Japón, y que pueden ser utilizados sin pago de royalties, están siendo también la pieza clave para conseguir unir dos conceptos hasta ahora muy alejados, el mundo físico, el real, el de la personas, objetos, productos y servicios, con el digital, el de las webs y las novedosas redes sociales, ya que permite, con un elemento tan habitual en todos como es el móvil, conseguir que nos convirtamos en “exploradores” de nuestro entorno y lo compartamos con nuestros amigos en las redes sociales, pero no delante de un ordenador, sino desde la calle, desde la vida real.

En España, empresas como Macanudos.es se ha centrado en este nuevo nicho empresarial, el denominado “internet de las cosas”, y en agosto lanzó una aplicación basada en códigos QR que permite colocar el botón “Me Gusta” o “Compartir” de Facebook en cualquier objeto, producto o servicio generando de este modo una nueva forma de marketing en redes sociales inexistente hasta ese momento.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir