Mobile

Los instragramers se dejan querer por los anunciantes

Los instagramers ganan influencia a pasos agigantados. A raíz de la compra por parte de Facebook de la popular aplicación de fotos, cada vez son más los seguidores y miembros de esta comunidad.  En vista de la creciente popularidad de Instagram y de sus usuarios, un importante número de vendedores están agasajando con dinero y con regalos a un círculo de fotógrafos cuya herramienta principal son sus teléfonos. Son instagramers. A cambio de ello, las marcas consiguen una gran difusión de sus productos y eventos.

Hace tan sólo unas semanas, por ejemplo, Barneys New York, la popular cadena de tiendas, contrató a Anthony Danielle, con más de 166.000 seguidores, junto con otros fotógrafos influyentes para el lanzamiento de su nueva línea. Esta táctica impulsa la imagen de la marca, sobre todo en industrias como la de los viajes o la moda, especialmente para aquellas marcas que buscan aparecer como influyentes e innovadoras dentro del marketing, según comenta Angeline Vuong, estratega de la agencia digital Huge.

Sin embargo, es más complicado conseguirlo para aquellas marcas y productos que están fuera de la categoría de estilos de vida. "Los instagramers deben ser cautelosos para no ser percibidos como cómplices", dice George Sylvain, co-fundador de Instagrid Network. Esta es una nueva empresa destinada a conectar marcas con los fotógrafos de Instagram más populares. Anthony Danielle, por ejemplo, se preocupa por difuminar la línea entre la editorial y la publicidad. "Nadie quieres ser considerado como un traidor, pero todo el mundo tiene que ganarse la vida" dijo.

Respecto al tema de si le preocupaba desinformar a sus seguidores, que no se dan cuenta que en realidad están trabajando con las marcas, Danielle ofrece una visión un poco diferente, pues para él "sólo estoy compartiendo mi experiencia con mi publico. A veces es personal, a veces profesional".

Un gran número de anunciantes, incluyendo algunas marcas de primer orden mundial, tienen su propio Instagram, con una cantidad de seguidores considerable. Pero a falta de un modelo de publicidad tradicional dentro de la plataforma, recurrir a los instagramers más populares es otra forma de llegar a millones de espectadores.

Teniendo en cuenta la localización física y temporal específica de estos contenidos instantáneos, es una estrategia particularmente buena para las marcas que buscan ampliar su patrocinio de eventos y acontecimientos. Así, proporciona al público otra ventana diferente, un modo de ver las cosas que de otro modo no podrían ver, dado que en muchas ocasiones tienen acceso a lugares o colecciones que no están generalmente abiertas al público.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir