Mobile

Los dispositivos móviles y el uso excesivo que le dan los niños

Los niños prefieren los dispositivos móviles antes que los dulces y chucherías

El estudio 'My First Device' de Norton ha explorado los desafíos a los que se enfrenta la primera generación de padres “digitalizados”.

Los padres se sienten culpables por la cantidad de tiempo que pasan online al lado de sus hijos, y mientras tanto, los niños no se cortan en reprochárselo, de acuerdo con un reciente estudio de Norton by Symantec. Y es que la investigación ha revelado que tres de cada cuatro españoles (78%) sugieren que los padres están dando un mal ejemplo al pasar demasiado tiempo online, y cuatro de cada diez (41 %) admiten que les han “regañado” sus propios hijos por este comportamiento. Todo esto, pone de manifiesto los problemas de las familias actuales por establecer rutinas saludables de tiempo frente a los dispositivos móviles en un mundo cada vez más conectado.

El informe"My First Device" de Norton ha explorado los desafíos a los que se enfrenta la primera generación de padres “digitalizados”, con entrevistas a más de 7.000 padres de toda Europa y Oriente Medio (EMEA) que tienen hijos de entre 5 y 16 años. Además, resulta destacable el hecho de que los niños nunca han conocido un mundo sin smartphones ni tables. Por su parte, los padres actuales están traspasando una nueva frontera, cuestionándose la edad apropiada a la que sus hijos deberían estar expuestos a la pantalla o tener su “propio” dispositivo, al mismo tiempo que ellos mismos examinan sus hábitos personales y los efectos potenciales que pueden tener sobre sus hijos.

En palabras de Ramsés Gallego, Security Expert en Norton by Symantec, “la educación actual de los hijos no es fácil. Viejos problemas como conseguir que los niños se coman la verdura, se vayan pronto a la cama y hagan los deberes siguen estando ahí, pero ahora hay una capa añadida de tecnología con la que los padres tienen que lidiar. A diferencia de sus hijos, la mayoría de los padres actuales no creció con dispositivos conectados como los smartphones y las tablets, por lo que no les es nada fácil fijar y cumplir ellos mismos las reglas de uso de pantallas”.

La investigación también ha revelado que los niños desean pasar tiempo frente a la pantalla móvil más que tomar dulces o caramelos. Más allá, los niños pasan más tiempo frente a la pantalla del móvil que jugando fuera, y una cuarta parte de los padres europeos asegura que su hijo pasa online más tiempo que ellos. Estos datos resultan alarmantes, ya que de media en EMEA, los niños emplean cada día más de dos horas y media de su tiempo de ocio en dispositivos móviles, en concreto, en España 2 horas y 24 minutos.

Otro dato importante extraído del informe es el conflicto que tienen los padres con el uso de los móviles por parte de sus hijos. Por un lado, casi la mitad de los padres españoles cree que la tecnología y los dispositivos móviles pueden ayudar a reforzar las capacidades de aprendizaje y resolución de problemas de sus hijos (49%). Asimismo, casi tres cuartas partes (71%) de los progenitores españoles considera además que tener sus propios dispositivos enseña a los niños a ser responsables. Por el otro lado, está la preocupación que tienen los padres por el impacto negativo potencial que puede tener el uso de estos dispositivos. Esta, hace que más de la mitad de los padres españoles (53%) ha afirmado que el tiempo frente a la pantalla del móvil afecta a la calidad del sueño de sus hijos.

Continuando con las preocupaciones de los padres, se ha podido observar que va a más, conforme los niños crecen y manejan sus propios dispositivos a edades cada vez más tempranas. El estudio de Norton ha mostrado que los padres están cayendo en su propia trampa, puesto que, de media, los niños españoles consiguen su primer dispositivo a los 10 años, dos años antes de la edad (12 años) que los propios padres consideran que es la adecuada.

Con respecto a las normas en cada casa sobre el tiempo de visualización de pantallas, los propios padres han admitido que ellos mismos pueden ser su peor enemigo, ya que sienten que están fracasando a la hora de dar buen ejemplo a sus hijos. Uno de cada dos padres (56 %) en EMEA reconoce que pasa demasiado tiempo online, y casi la mitad (49%; 48%, en el caso de los padres españoles) se siente culpable por la cantidad de tiempo que emplea navegando por internet. Y más importante aún, es que un 41% de los padres españoles admite que sus propios hijos les echan en cara que pasan demasiado tiempo online o que lo hacen en momentos inapropiados, y más de la mitad (el 63%) afirma estar preocupado por dar un mal ejemplo a sus hijos.

En relación a la educación que los padres quieren dar a sus hijos, muchos padres españoles se sienten perdidos en el mundo digital, y más de la mitad (55 %) dicen que quieren fijar límites e influir como padres en el uso de los dispositivos conectados, pero no saben cómo hacerlo. Un hecho interesante que revela el informe es que el nivel de rigor es mayor entre los padres más jóvenes (75%) y entre los padres de niños pequeños (74%). Estos grupos son más proclives a ser estrictos en comparación con los padres de más edad (59%) y con aquellos que tienen hijos más mayores (53%). Por ello, al 80% de los padres españoles les gustaría tener más apoyo y asesoramientos para proteger a sus hijos online.

Por último, el informe ha expuesto una serie de consejos útiles para padres a la hora de gestionar mejor el uso de los dispositivos, basados en ocho puntos:

1. Establecer reglas y directrices en casa
2. Animar a tus hijos a conectarse en espacios comunes, consiguiendo un equilibrio que evite que se escondan.
3. Fomentar y mantener un diálogo abierto y continuo con tus hijos sobre el uso de internet y las experiencias online, incluyendo el ciberacoso.
4. Inculcar a los niños que piensen antes de hacer clic.
5. Estar atento a los contenidos dañinos, incluyendo los sitios web, las apps, los juegos y las comunidades online.
6. Hablar sobre los riesgos de publicar y compartir información, vídeos y fotografías privadas.
7. Ser un modelo a seguir como padres, realizando un uso responsable de los dispositivos.
8. Utilizar una solución de software de seguridad robusta y de confianza, como Norton Security.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir