Mobile

Nexus 5 y Moto G, el hijo rico y el hijo pobre de Google, a examen

nexus5motogLos nuevos Nexus 5 y Moto G son dos smartphones hermanos. Lo sabemos porque detrás de ambos está el todopoderoso Google, pero si no contáramos con este dato, nadie diría que ambos dispositivos están en realidad emparentados. Y es que Nexus 5 y Moto G son hermanos, sí, pero a simple vista no se parecen prácticamente en nada.

Nexus 5, hijo de Google y de LG, es el "niño bonito" de la compañía de Mountain View, va equipado con la última tecnología y la versión 4.4 de Android y aun así tiene un precio bastante asequible. Por su parte, Moto G, que es fruto del "matrimonio" de Google con Motorola, es mucho más modesto que su hermano mayor y asume en este sentido el título de "hermano pobre" de la familia.

Si nos fijamos en las características técnicas de los dos hermanos, Nexus 5 no sólo gana en todo a Moto G sino que multiplica por dos la calidad de sus funcionalidades. Si Nexus 5 va equipado con un potente procesador de 2,26 GHz, en Moto G este procesador es de apenas 1,2 GHz. Y no sólo eso. La memoria de almacenamiento de Nexus 5 ocupa el doble (16 gigas) que la de Moto G (8 gigas).

La bastante más “debilucha” tecnología de Moto G se deja notar también en el precio. De esta manera, si Nexus 5 cuesta entre 350 (16 gigas) y 400 euros (32 gigas), la horquilla de precios de Moto G es de entre 170 (8 gigas) y 200 euros (16 gigas).

A continuación, comparamos de manera más pormenorizada a estos dos hermanos tan desiguales:

Las pantallas
Aunque el tamaño de uno y otro dispositivo no varía mucho –Nexus 5 mide 4,95 pulgadas y Moto G 4,5 pulgadas– sí se aprecian diferencias muy notables en la resolución de sus respectivas pantallas. Nexus 5, cuya pantalla es de resolución HD, duplica en píxeles a la del Moto G.

Las cámaras
Ni la cámara de Nexus 5 ni la de Moto G hacen fotografías de calidad excepcional, aunque una vez más el hijo de Google resulta vencedor en la comparativa. La cámara de Nexus 5 es de 8 megapíxeles, mientras que la de Moto G se tiene que conformar con una resolución de apenas 5 megapíxeles. Además, la cámara de Nexus 5 viene pertrechada por un estabilizador óptico de imagen que permite mejorar la calidad de imagen en ambientes poco iluminados.

La conexión
Nexus 5 va equipado con tecnología LTE, mientras que Moto G se tiene que conformar con tecnología HSPA+. También en la conexión Wi-FI, Nexus 5 (estándar 802.11ac) gana a Moto G (estándar 802.11n). Eso sí, tanto Nexus 5 como Moto G van equipados con Bluetooth 4.0.

El software
En el día a día las notables diferencias que presentan ambos dispositivos en el software no se dejan notar, sin embargo, demasiado. Que el procesador de Nexus 5 es bastante más rápido que el de Moto G es apreciable fundamentalmente a la hora de ahora de cargar apps grandes.

¿La conclusión?
El Nexus 5 hará las delicias de las fans de Android ávidos de estar a la última, mientras que Moto G es una alternativa muy buena y a muy buen precio para aquellos que, o bien sean primerizos en el universo de los smartphones, o que vayan más cortos de presupuesto.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir