líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué hacer un iPhone low cost no tiene absolutamente ningún sentido

Desde que se rumorea que el próximo 10 de septiembre podría tener lugar un nuevo evento de presentación de Apple, el mundo espera ansioso el descubrimiento de las actualizaciones del gigante tecnológico.

Una de las primeras predicciones de los futuros dispositivos de Apple es el lanzamiento de su nuevo iPhone low cost, dirigido a los compradores de gangas. Según los rumores, parece inevitable que veamos un nuevo modelo iPhone, de plástico y barato, con el objetivo de competir con los dispositivos de smartphones más económicos.

Hasta ahora, Apple lo que hacía lo hacía bien. Su gran rival Android puede aplastar a Apple en unidades vendidas o en la cuota de mercado, pero el gigante de la manzana sigue haciendo obteniendo más de la mitad de las ganancias del mercado de smartphones. ¿Qué incentivo tiene exactamente Apple en sacrificar sus principios básicos y la producción de basura para complacer a un mercado que busca gangas?

Apple  ya dispone de un iPhone más barato, el iPhone 4. No tiene todas las ventajas de un iPhone 5, pero sigue siendo un sólido dispositivo, con materiales de calidad. También, para todos aquellos que quieran algo mejor que un iPhone 4 y más barato que un iPhone 5 puede conseguir el iPhone 4S.

A pesar de que se trata de dos modelos peores que el actual, ambos son mejores que la mayoría del resto de teléfonos inteligentes. Nadie en su sano juicio elegiría un iPhone de plástico de colores en lugar de un iPhone 4, asegura Tony Bradley en Forbes.

Pero esto no es solo cuestión de ventas. Si Apple sigue el juego de los mercados económicos mediante el desarrollo de un dispositivo inferior, renuncia con ello a la esencia de la marca. Algo que Steve Jobs jamás hubiera permitido.

 

60 anuncios de los que le costará apartar los ojosAnteriorSigueinteEl 68% de los CEOs es invisible en las redes sociales

Noticias recomendadas