Mobile marketing

Por qué HP no ha triunfado en el mercado de tabletas

Con su tablet-PC, Hewlett-Packard (HP) quiso hacerle la competencia al iPad de Apple. Pero después de tan sólo siete semanas en el mercado HP tuvo que retirar su TouchPad. El desastre ha costado miles de millones a la compañía, al director le ha costado su puesto y esto demuestra que Apple sigue siendo el líder del mercado según recoge spiegel.de.

La breve aventura de HP con las tabletas ha salido cara a la compañía. La compañía ha tenido que invertir 3.300 millones de dólares durante el año pasado. Más de la mitad, se ha ido a la retirada de todos los aparatos webOS. La tragedia empezó cuando HP invirtió 1.200 millones de dólares en la compra del fabricante de teléfonos móviles Palm. Palm tenía su propio sistema operativo, que aparentemente podría adaptarse a cualquier plataforma. Con esto HP esperaba recuperar la inversión mediante la venta de teléfonos móviles u ordenadores táctiles para remontar la distancia respecto a Google y Apple, ya consolidados.

Leo Apotherker, recién nombrado CEO, aumentó drásticamente los presupuestos para el desarrollo del sistema webOS. La idea era que el sistema autónomo basado en Linux que utiliza estándares abiertos como HTML 5, JavaScript o CSS, animara a los desarrolladores a crear aplicaciones para el sistema, que por otra parte serían el gancho de compra. En nueve meses cientos de ingenieros debían tener un producto, que en su lanzamiento resultó un fracaso. Algunos de los problemas venían vinculados a que webOS utilizaba WebKit, un software que serviría de base a navegadores como Safari o Chrome pero que era demasiado lento.

Ante tal panorama Leo Apotheker decició parar el negocio móvil en agosto, lo que le costó el puesto y puso a la cabeza de la compañía a Meg Whitman, antigua directiva de eBay. Whitman decidió volver a enfocar el negocio sobre los PCs manteniendo a seiscientos desarrolladores trabajando sobre el software, con el plan de convertirlo en un sistema open source similar a Android. Esto deja alguna esperanza sobre futuras innovaciones en un mercado en el que los fabricantes están empeñados en seguir el ejemplo de Apple hasta el punto de utilizar los mismos formatos y dimensiones que su competidor.

Es fácil convertir las tabletas en un objeto de masas con un precio tan bajo como el que puso HP para deshacerse del stock, 99 dólares, o RIM con un precio de entrada de 199 dólares. Sólo queda que las grandes empresas dejen de imitar lo que hace Apple y empiecen a pensar en una estrategia propia.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir