Mobile

Porsche, pisando el acelerador del coche conectado

"Cambiar es fácil, mejorar es bastante más difícil". Hace muchos años que Ferdinand Porsche pronunció esta frase y, sin embargo, sigue más vigente que nunca.

Estamos en una época complicada en la que la transformación es una obligación y estos cambios no solo afectan a las compañías nativas digitales sino a las más tradicionales.

Una de las industrias en las que quizá, esta evolución sea más complicada es la del automóvil. Sin embargo, los nuevos proyectos de coche autónomo y conectado, han dado un nuevo enfoque a las estrategias de los fabricantes.

Es el caso de Porsche que ya trabaja en una estrategia basada en la innovación y la conectividad que Iván Burgos, connected car manager de Porsche Ibérica, ha desgranado en Pure Mobile 2017.

Con el horizonte puesto en el año 2025, la misión de la compañía es "ser la marca más exitosa para la movilidad exclusiva y fascinante y que pasa por la digitalización".

Así, con la innovación y sostenibilidad como drivers fundamentales, Porsche se encamina hacia un futuro conectado pero, eso sí, señala Burgos, sin olvidar "los valores de nuestra marca: tradición e innovación; prestaciones y uso diario; exclusividad y aceptación social; diseño y funcionalidad".

El ecosistema digital del fabricante se basa en la navegación, servicios de seguridad, servicios remotos, etc. "que supongan un valor claro para el cliente, que se puedan operar de forma intuitiva y que revierta en una mejor atención al cliente".

Para crear el coche conectado es fundamental, según Burgos, elegir a los partners estratégicos adecuados.

"Estamos en un momento en el que una sola marca no puede ofrecer todos los servicios necesarios por lo que hay que optar por la colaboración", asegura.

Así, Porsche basa sus alianzas en tres pilares: el contenido para el que cuenta con colaboradores como Spotify y compañías de información de tráfico; distribución, con proveedores de infraestructuras necesarias para la conectividad y los datos y la integración a través de partners que ofrecen los canales para hacer realidad el internet de las cosas.

"Uno de los factores de éxito del coche conectado es la diversidad, ofrecer servicios de valor al usuario. Esto nos obliga a tener mayor flexibilidad, continua actualización de los servicios”, explica Burgos.

Y también destaca que "no hay que tener miedo al fracaso, hay servicios que no funcionan y hay que dejarlos a un lado" y seguir adelante pues, lo realmente fundamental es el continuo desarrollo de servicios en el coche conectado.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir