Mobile

Precios asequibles, sin fisuras legales y licencias VTC: diseccionamos el regreso de Uber

uberUber, la plataforma estadounidense que permite el transporte de pasajeros mediante el uso de vehículos privados, retomaba su actividad el pasado miércoles 30 de marzo. Un año después de que un juez dictaminase la suspensión cautelar de sus servicios en nuestro país ante las denuncias del sector del taxi por competencia desleal.

Dos días antes de volver a funcionar en Madrid (única ciudad española en la que por el momento presta sus servicios), Uber anunciaba su esperado regreso a España con un simple tuit.

La plataforma ha conseguido reformular su modelo de negocio para adaptarlo a la legislación vigente y posicionarse así como una alternativa legal para el transporte de pasajeros. Por ello, ha apostado por UberX como ya conocíamos hace unos meses aceptando solo conductores que dispongan de licencia de Vehículo de Turismo con Conductor (VTC), es decir, aquellos que posean la autorización pertinente administrativa para poder transportar personas.

Descuentos para conquistar el mercado

Uber ha vuelto apostando por una agresiva política de precios para comenzar a ganar cuota de mercado. "El precio para los trayectos medios en Madrid será un 30% inferior al de los taxis y hasta un 40% en desplazamientos al aeropuerto", declaraba Yuri Fernández, portavoz de la compañía.

Como no podía ser de otra forma, el sector del taxi no ha tardado en reaccionar ante la noticia. La Federación Profesional del Taxi de Madrid afirmaba que no dudarán en demandar a Uber “en cuanto detectemos una actividad que no sea legal”.

Es por esto que desde la empresa han querido dejar claro que estamos ante un servicio “sin fisuras legales”, a pesar de los problemas que han surgido con otras ofertas similares como es el caso de Cabify.

¿Es un modelo rentable para los conductores?

El funcionamiento del renovado Uber continúa siendo el mismo que antes de su suspensión. Para establecer los precios se tienen en cuenta el tiempo y distancia por cada trayecto.

Tal y como recogen desde El Español, la cantidad que se cobra por minuto es de 10 céntimos ascendiendo el kilómetro a 1,20 euros, con una tarifa mínima de cinco euros. De ahí que desde la compañía informen de que el coste medio es un 30% inferior a lo que podría costarnos un taxi, llegando al 40% en el caso de los traslados al aeropuerto.

Los conductores de Uber tendrán que abonar a la compañía un 25% de lo recaudado con cada viaje y no están obligados a cumplir con unos horarios ni se requiere exclusividad.

Seguro que muchos piensan que con este porcentaje y con los precios fijados, a los conductores puede que nos les beneficie demasiado esta política. “Le sale rentable estando el menor tiempo posible parado”, expresa Fernández, en declaraciones recogidas en el citado diario, afirmando que las alternativas tradicionales se encuentran con el problema de que la mayor parte de su jornada, el tiempo es “improductivo”.

Desde Uber no han querido ofrecer cifras sobre el número de conductores con los que cuentan aunque desde El Confidencial explican que Madrid es la ciudad con el mayor número de conductores profesionales con una cifra que se sitúa en las 2.000 licencias. Destacar que en el caso de los taxis la cantidad asciende hasta las 16.000.

“El potencial de Madrid es inmensamente mayor que otras capitales tanto por las licencias que hay hoy como por los conductores que tenemos”, según Fernández. Diversas fuentes ubican la cifra de conductores en unos 400.

Recordemos que Cabify no es el único competidor de Uber. Estamos ante un modelo de negocio que se ha replicado en todo el mundo como podemos ver en la infografía elaborada por la compañía experta en startups, Tracxn.

grafico-uber1

“No vendemos viajes”

“Todas las operaciones y transacciones se producen a través de la plataforma, de manera que son completamente trazables y fácilmente fiscalizables”, ha dejado claro la compañía como respuesta a una de las mayores críticas lanzadas por los taxistas: la tributación de sus servicios.

El último informe publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en marzo de 2016, revela cómo está avanzando el sector de la economía colaborativa a nivel global, con el transporte y el alojamiento como nichos punteros.

datos-uber

 

Recordemos que una de las claves de Uber, al igual que sucede con otras actores del sector de la economía colaborativa como es Airbnb, es que actúan como intermediarios. Precisamente es uno de los motivos por los que el mencionado Cabify tiene que responder ante el juez, no sólo en España sino también ante la Unión Europea.

“Nuestra propuesta de valor es que conectamos conductores y pasajeros; no vendemos viajes”, zanja la cuestión Fernández.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir