Mobile

REGULACIÓN Y MEJORAS EN LA SEGURIDAD PARA LAS EMPRESAS DE SERVICIOS MÓVILES

Nota de Prensa:

Las I Jornadas AESAM, celebradas este jueves en Madrid por la Asociación de Empresas de Servicios a Móviles y dedicadas a estudiar la situación y perspectivas del sector en España, se constituyeron en foro de debate de las principales compañías del sector para analizar uno de los mercados de más rápido desarrollo dentro del mundo de las tecnologías de la información en nuestro país.

Más de un centenar de profesionales y directivos procedentes de las principales firmas de esta industria, incluyendo proveedores de contenidos, prestadores de servicios, operadores móviles y organismos públicos, coincidieron en destacar el importante papel jugado por las empresas de servicios a móviles en la creación y desarrollo de este mercado, a través de la innovación tecnológica. Sin embargo, también apuntaron que existen aún cuestiones pendientes de resolver para garantizar el crecimiento del sector en los próximos años, como el desarrollo de un marco regulador adecuado, la flexibilización de los precios y el establecimiento de mecanismos que garanticen la seguridad de contenidos y servicios de cara a los consumidores y empresas usuarias de los mismos.

El papel regulador de la Administración Pública

Antoni Elías, consejero de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), animó a las empresas del sector a aprovechar la madurez de la tecnología para desarrollar nuevos productos orientados tanto a la telefonía móvil como a la IP.

Sin embargo, Elías no se mostró a favor de regular los servicios de tarificación adicional, como los SMS Premium, de manera similar a como se ha hecho en el terreno de la telefonía fija. En su opinión, el mensaje a transmitir a las empresas del sector iría en otro sentido: “Innoven, sigan imaginando, y si hay algún problema de competencia, acudan a nosotros”.

Por su parte, Gerardo Silván, subdirector general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, manifestó que la regulación de los servicios a móviles “es un tema complejo que debe plantearse más en conjunto”. Silván destacó asimismo el importante papel jugado por las empresas de servicios a móviles, al haberse visto obligadas a desarrollar un modelo atípico marcado por la autorregulación. Reconoció que la asignatura pendiente es la protección de los consumidores, particularmente en cuanto a los servicios de alertas. “Es importante que el sector contribuya para evitar que prolifere este problema”.

La flexibilidad de los precios en el mercado de servicios a móviles

España fue pionera en la creación del mercado de servicios a móviles. Sin embargo, en la actualidad está sufriendo un estancamiento con respecto a otros países europeos. Para José Carlos Álvarez-Gascón, director regional de Europa de LaNetro Zed, la razón es clara: “España es el único país de Europa donde no se ha resuelto la problemática de los SMS Premium”. Álvarez-Gascón recordó que en España, el precio máximo de los servicios de tarificación especial es el más bajo de Europa (1,2 €), frente a los de Italia (5 €) o Reino Unido (5 libras). Esto obliga a que productos como los juegos para móviles se cobren mediante el envío de varios mensajes, causando confusión y molestias a los usuarios. “¿Por qué no aplicar ya lo que se sabe que ha funcionado bien en Europa?”, demandó el directivo, en alusión a la ampliación de las tarifas máximas para SMS Premium.

El crecimiento del mercado exige, en opinión de las empresas del sector, una continua inversión en nuevos productos y en publicidad. En este sentido, los costes siguen siendo críticos, en especial porque en España el porcentaje de ingresos que cobran directamente las operadoras es el más alto de Europa: 40%, lo que merma los márgenes que reciben los proveedores de servicios, que son además los que soportan la carga de la innovación.

Los tonos de llamada (22%), los juegos (16%) y las imágenes y animaciones (12%) son los servicios que generan más ingresos en el mercado. En los próximos años, serán los juegos y la descarga de música en formato MP3 los que impulsen los beneficios. Las perspectivas apuntan a que la evolución de los portales WAP estabilizará un sector que todavía se rige por la compra por impulso. “Hay que pasar de la compra por impulso a un modelo de compra habitual. Tenemos que animar la compra a través de portales WAP”, afirmó Álvarez-Gascón.

El mercado latinoamericano fue objeto de análisis, constatándose las enormes diferencias frente a Europa. La baja penetración de la telefonía móvil (30% de la población), los problemas de cobertura y la escasa presencia de terminales multimedia contrastan, según Fernando Bermejo, director de Alvento, con “esquemas de usuario muy semejantes a los de España”, lo que abre buenas perspectivas de negocio.

Protección de derechos de autor para obras digitales

La seguridad en los entornos móviles y la protección de los derechos de autor en este contexto centraron también la atención de los asistentes. Miguel Aguado, responsable de servicios DRM (Gestión de Derechos Digitales) de Ericsson España, recordó que, mientras que en el entorno PC es muy difícil aplicar técnicas específicas de protección de derechos de autor, en el móvil la tarjeta SIM permite identificar en todo momento al usuario frente al operador. Asimismo, realizó una demostración práctica del funcionamiento del protocolo OMA DRM, que permite aplicar diferentes niveles de seguridad al objeto de evitar fraudes, como el reenvío de mensajes multimedia sin pagar los derechos de uso.

José Luis Maté, director de Proyectos de Movilidad de Secuware, planteó que la tecnología móvil ha modificado completamente las políticas de seguridad de las empresas. “No se puede proteger el perímetro de seguridad cuando éste ya no existe”, afirmó. En este sentido, aseguró que uno de los principales problemas es el usuario, puesto que utiliza sus propios terminales (móviles o PDAs) para conectarse a los sistemas de la empresa. “Es el eslabón más débil de la cadena de seguridad”, advirtió Maté.

Nuevos servicios y aplicaciones de la tecnología móvil

La llegada de nuevos servicios al mundo móvil fue también objeto de debate. Las posibilidades del estándar europeo de pago por móvil Simpay, iniciativa en la que están implicadas operadoras como Telefónica, Vodafone o Deutsche Telekom, se ven, sin embargo, con cautela. “Todos estamos muy expectantes ante Simpay, que puede ser ése tipo de producto que anime el sector”, afirmó Ernesto Segrelles, director de Comunicación de iTouch-Movilisto.

Más allá de los servicios de ocio y personalización de los teléfonos móviles, Fernando González, director general de Buongiorno-MyAlert, expuso las ventajas del marketing móvil como herramienta eficaz de promoción. Destacó que el ratio de respuesta de las campañas basadas en el teléfono móvil oscila entre el 5% y el 15%, cinco veces superior a la televisión, y glosó las ventajas del medio como complemento del marketing tradicional: “personalización, ubicuidad, resultados medibles en tiempo real, bidireccionalidad (es decir, que se puede contestar), y no intrusivo”.

La aplicación de los servicios móviles al entorno de la Administración cerró las Jornadas. Diego Alconchel, director de Geofactory, expuso distintos usos de los servicios de localización desarrollados para organismos públicos, mientras que Miguel Ángel Suárez, director de Desarrollo de Negocio de Tempos 21, destacó que movilizar la Administración permite “mejorar su eficiencia e inventar nuevos servicios para simplificar la experiencia de uso”, lo que redunda en “una mejora de la imagen y la satisfacción del ciudadano de cara a la Administración”.

Por último, Carmen Serrano, directora del Servicio de Informática de la Consellería de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana, expuso el caso práctico de la aplicación de tecnología móvil al servicio dedicado a la inspección de las zonas de baño de la Comunidad Autónoma, con resultados muy satisfactorios para la Administración.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir