Mobile

No hay evidencias de la relación entre radiación móvil y cáncer

La relación entre la radiación móvil y el cáncer es remota, según un nuevo estudio

La relación entre la radiación móvil y el cáncer es remota, según un nuevo estudioDe la supuesta relación causa-efecto entre la radiación emitida por los ubicuos dispositivos móviles y el cáncer se ha escrito largo y tendido (a menudo desde un punto de vista puramente especulativo) durante los últimos años.

Sin embargo, parece que el temor a contraer cáncer por culpa de los móviles es más bien infundado. Así lo concluye al menos un reciente estudio realizado en Estados Unidos por encargo de la FDA, la agencia que regula los alimentos y los medicamentos al otro lado del charco.

Los autores de la investigación sometieron a un elevado número de ratas y ratones de ambos sexos a la misma radiación por radiofrecuencia que emiten nuestros smartphones cuando nos conectamos echando mano de las tecnologías 2G y 3G.

La radiación a la que fueron sometidos los animales fue, sin embargo, sustancialmente más elevada que aquella a la que estamos expuestos habitualmente los humanos a través de los teléfonos inteligentes.

Los ratones y las ratas que tomaron parte en el experimento fueron doblegados a nueve horas diarias de radiaciones sin ningún tipo de descanso y durante un periodo de dos años. Ningún ser humano, por muy apegado que esté al móvil de sus amores, está expuesto de un modo tan agresivo a este tipo de radiación.

Pese a la alta exposición de los animales a las radiaciones, lo cierto es que los científicos no han podido apreciar evidencias que relacionen de manera inequívoca la aparición de determinados tumores cancerígenos con la exposición a la radiación por radiofrecuencia.

De acuerdo con el estudio, sí es cierto que algunas ratas macho en particular (y en ningún caso las ratas hembra ni los ratones) desarrollaron determinados tipos de cáncer, si bien su incidencia no fue lo suficientemente significativa como para establecer una relación causa-efecto.

Por otra parte, hay que tener en consideración que una rata de dos años está en un periodo de madurez equiparable al de una persona de 70 años, por lo que el desarrollo de tumores podría estar vinculado al proceso natural de envejecimiento y no a la radiación móvil.

El informe de la FDA es por el momento únicamente un borrador, puesto que deberá ser contrastado con más experimentos similares, pero por lo pronto su conclusión es tranquilizadora y descarta que haya una relación causa-efecto entre la radiación móvil y el cáncer.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir