Mobile

¿Se le ha antojado de repente una pizza, un tigre, un vuelo a Tombuctú? Simplemente pídalos por SMS

SMS¿Le apetece una pizza y una Coca-Cola? Sin problema, su pedido está ya en camino. ¿Un vuelo a Tombuctú para mañana por la mañana? Reservado. ¿Un tigre? Quizás la entrega se demore un poco. Los creadores de Magic, la nueva sensación de internet, están todavía examinando si el reparto de tigres está realmente autorizado.

Magic es un servicio que, enviando un simple SMS a un número de teléfono estadounidense, permite al usuario cumplir todos sus deseos, siempre y cuando, eso sí, estos sean legales.

Detrás de Magic se encuentra Plus Labs, una startup afincada en Mountain View California, que había desarrollado previamente una app para medir la presión arterial.

Después de una dura semana de trabajo, a Mike Chen, fundador de Plus Labs, a le ocurrió el pasado viernes inventar algo diferente. En apenas 20 minutos se sacó de la chistera una web ultra minimalista con un nuevo servicio que en principio puso a disposición únicamente de unos cuantos amigos: Magic.

magic2

 

“Siempre quise crear algo que hiciera mi vida más fácil”, explica Chen en declaraciones a Mashable. “Siempre he deseado poder cumplir mis deseos con un simple SMS”, añade.

Pues bien, parece que Chen está cumpliendo sus deseos. El primer usuario en hincarle el diente a Magic formuló un deseo de lo más simple: una llave de tuercas para bicicletas. Un miembro del recién creado equipo de Magic, que está integrado naturalmente por “magos”, se informó sobre las llaves de tuercas en una tienda de bicicletas, le envío a una propuesta de precios al usuario y finalmente le hizo llegar la “codiciada” llave de tuercas. En unos cuantos minutos el deseo estaba listo para cumplirse.

El recién estrenado propietario de la llave de tuercas quedó encantado con el servicio proporcionado por Magic y recomendó la web a otros usuarios. Poco después a alguien se le ocurrió publicar el link a la web de Magic en ProductHunt.com, el mismo portal en el que Yo, famoso por ser quizás la app más inútil de la historia, se topó de bruces con la fama.

Tras su fortuito aterrizaje en ProductHunt.com, Magic comenzó a recibir deseos y más deseos. De hecho, en un plazo de apenas 48 horas había ya 17.000 mensajes en la cada vez más larga “lista de deseos” de Magic.

magic1

Para hacer cumplir tal cantidad de deseos, Chen ha tenido lógicamente que echar mano de sus amigos, familiares, familiares de amigos y amigos de familiares. Y es que, como su propio nombre indica, Magic hace “magia” y es capaz de todo, desde entregar sushi y flores a enviar barcos o hacer una simple reparación en un coche.

Tales deseos tienen, de todos modos, un precio. Para ver satisfechos sus deseos, el usuario tiene que proporcionar a Magic y a sus “magos” su dirección postal y su número de tarjeta de crédito. Eso sí, los “magos” se aseguran de que el usuario esté siempre conforme con el precio de sus deseos, aunque se desconoce si esos “magos” se llevan alguna comisión.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir