Mobile

Siri o el arma de marketing que el iPhone no necesita

Siri o el arma de marketing que el iPhone no necesitaTras la presentación la semana pasada del nuevo iPhone 4S, todo son caras largas entre los fans de Apple. Todos un esperaban la llegada del iPhone 5, un smartphone a la última capaz de dejar atrás a todos sus competidores. Y se han tenido con contentar con una mera actualización del iPhone 4 que viene, eso sí, con sorpresa incluida: el asistente de voz Siri.

Siri está programado para entender y responder a las preguntas e indicaciones del usuario. En realidad, el accesorio estrella del nuevo iPhone 4S se adapta perfectamente a la filosofía de Apple, que ha consistido siempre en hacer más fácil la vida al usuario. Y no hace falta teclear una dirección en la pantalla táctil del iPhone, basta con preguntársela a Siri.

El nuevo asistente de voz de Apple encarna en realidad a la perfecta secretaria, con el pequeño inconveniente de que el usuario no sabe si Siri trabaja en realidad única y exclusivamente para él. Siri es un asistente con capacidad de aprendizaje, que interactúa en base a las actividades que lleva a cabo su “jefe” en su iPhone. En este sentido, Siri tiene potencial para convertirse en una poderosa arma de marketing.

Sin embargo, por muy atractivo que resulte Siri como instrumento de marketing, lo cierto es que el iPhone no lo necesita para imponerse a sus competidores, asegura Ralph-Bernhard Pfister en Kontakter.

El iPhone 4 es el smartphone de Apple más exitoso hasta el momento. El Samsung Galaxy S II, uno de sus rivales directos, “presume” de haber vendido 10 millones de unidades desde su lanzamiento. Son unas cifras indudablemente fantásticas que palidecen, en cambio, si se comparan con las del iPhone 4. Apple ven 20 millones de unidades del iPhone 4 por trimestre, y la tendencia es al alza.

Puede que el nuevo iPhone 4S no haya estado a la altura de las expectativas de los fans de Apple, pero no se quedará arrinconado en las estanterías de la tiendas de la empresa de la manzana. Al igual que ya sucedió con sus predecesores, los usuarios se lo quitarán de las manos.

Es cierto que las acciones en bolsa de Apple han caído un 5%, pero ¿no es menos cierto que la compañía de Cupertino está también algo sobrevalorada?

El final de Apple, que muchos divisan en el horizonte, no es en realidad tal. Está claro que la presión de la competencia sobre el iPhone es cada vez mayor. Los smartphones con sistema operativo Android hace mucho que han dejado atrás a los teléfonos con sistema operativo iOS de Apple. Aun así, y pese a la creciente competencia de Android, el corazón del iPhone palpita más fuerte que nunca, también sin Siri como “marcapasos”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir