Mobile

Algunas apps espían al usuario a través del micrófono

En el smartphone de sus amores hay apps muy "cotillas" espiándole a través del micrófono

espíaAgazapadas en su smartphone (su gadget favorito) hay muchísimos “espías” metamorfoseados en aplicaciones aparentemente inocentes. Sin embargo, a estas apps tan fisgonas no les interesa lo que dice el usuario ni sus temas de conversación. Su único interés son los programas de televisión y las películas que está viendo el usuario. ¿El objetivo? Conocer mejor al usuario para en último término clavarle en el pecho la estaca de la publicidad.

Un reciente estudio ha llegado a la conclusión de que más de 250 juegos y apps para Android están escuchando subrepticiamente lo que los usuarios ven en la televisión y escuchan en la radio para hacer de ellos un perfecto retrato robot (en clave publicitaria).

Según The New York Times, estas aplicaciones (disponibles directamente a través de Google Play Store), se valen de un software de seguimiento desarrollado ad hoc por una empresa llamada Alphonso.

Aunque Android exige en todo momento a las apps que soliciten permiso al usuario para acceder a las funcionalidades del teléfono, las aplicaciones puestas en la picota en su informe por The New York Times no dejan jamás claro para qué y por qué utilizan el micrófono del smartphone del usuario.

Las apps que se valen de esta triquiñuela escuchan al usuario aun cuando el usuario no las está utilizando y éstas están meramente en segundo plano.

En muchos casos las aplicaciones solicitan el acceso al micrófono del usuario y el único modo de conocer el fin con el que éste será utilizado es tomarse la molestia de explorar la web del desarrollador y la página de la app en Google Play o escudriñar las opciones de la app.

El problema en este caso no sería el acceso de las aplicaciones al micrófono del teléfono sino la ausencia de explicaciones al respecto (no aclarando en ningún momento al usuario el porqué de la intromisión en el micrófono).

Estas prácticas deliberadamente opacas son penalizadas en muchas partes del mundo, incluyendo Estados Unidos. Al otro lado del charco la Comisión Federal de Comercio (FTC) exige a las empresas desarrolladoras que clarifiquen en todo momento para qué solicitan determinados permisos las aplicaciones y cómo van a utilizar la información obtenida.

El problema destapado por The New York Times ha sido detectado en Android, si bien, y puesto que muchas de las apps involucradas están presentes también en la App Store de Apple, es muy posible que lo mismo esté ocurriendo en iOS.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir