Mobile

¿Smartphone o desodorante?: los millennials prefieren oler mal a quedarse sin móvil

olermalLos smartphones se han convertido en una suerte de segunda piel para los usuarios, tanto que algunos llegan al extremo de dar más importancia a sus teléfonos inteligentes que a su propia higiene personal. Según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por la entidad financiera Bank of America, el 47% de los estadounidenses confiesa que no aguantaría un solo día sin su querido smartphone a su vera.

La comunicación móvil se ha vuelto tan absolutamente imprescindible para los usuarios que sólo internet y la higiene personal consiguen batir a los smartphones en importancia en el día a día. El 91% de los estadounidenses asegura que su teléfono inteligente es de suma importancia para su vida diaria, tanto como su coche (91%) o su desodorante (91%). Y no sólo eso, los omnipresentes smartphones son ya considerablemente más importantes para el consumidor que la televisión (76%) y el café (60%).

Donde más se deja notar el apego del consumidor a los dispositivos móviles es entre los millennials. Entre los jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, los smartphones (96%) logran tomar la delantera en importancia al desodorante (90%) e incluso al cepillo de dientes (93%).

Por otra parte, si ponemos bajo la lupa los malos hábitos nacidos al calor de la nueva era móvil, utilizar el móvil y conducir al mismo tiempo es la costumbre más denostada por los usuarios (38%).

Hablar por el móvil excesivamente alto en público (15%) y publicar demasiados detalles personales en los social media (15%) son dos hábitos móviles que se llevan también un buen tirón de orejas por parte de los usuarios.

Paradójicamente sólo el 7% de los consumidores considera molesto que sus compañeros de mesa miren el móvil mientras comparten mantel durante las comidas.

Por otra parte, el 79% de los usuarios siente tanta querencia por sus smartphones que renunciaría al alcohol o al chocolate con tal de tener conexión móvil.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir