Mobile

Snapchat o el desafío de convertir las fotos "embarazosas" con fecha de caducidad en un negocio rentable

snapchatLa app para compartir fotografías Snapchat está últimamente en boca de todos. Primero dejó atónitos a propios y extraños con una valoración de mercado de entre 3.500 y 4.000 millones de dólares. Después se "atrevió" a rechazar una jugosísima oferta de compra por parte de Facebook. Y ayer mismo volvió a copar titulares en todo el mundo con una sorprendente noticia: en apenas 2 años de vida Snapchat ha logrado que a través de su plataforma se compartan ya más fotografías que a través del todopoderoso Facebook.

El revuelo en torno a Snapchat es tanto que Evan Spiegel, el cerebro detrás de la nueva "niña bonita" de la Web 2.0, saca pecho y asegura que no quiere contentarse con ser el próximo Kevin Systrom, el co-fundador de Instagram. Este papel se le queda demasiado pequeño a Spiegel, que aspira nada más y nada menos a convertirse en el nuevo Mark Zuckerberg.

Por eso, la semana pasada Spiegel no dudó en rechazar el cheque de 3.000 millones de dólares que el propio Zuckerberg le puso sobre la mesa para hacerse con su cada vez más popular aplicación. ¿Ha hecho bien Spiegel rechazando esta jugosa oferta? Algunos califican la “chulería” de Spiegel de auténtica locura, pero otros creen que el jefe de Snapchat es en realidad bastante más listo que Systrom, el hombre con el que todos parecen empeñados en compararle. “Si Instagram hubiera rechazado hace un año y medio la oferta de compra de 1.000 millones de dólares por parte de Facebook, probablemente tendría un valor de mercado de 15.000 millones de dólares”, asegura el experto Eric Jackson.

¿Los argumentos de Spiegel para no dejarse de cegar por los muchísimos ceros de la oferta de Facebook? El máximo responsable de Snapchat lo tiene claro: “¿Para qué voy a vender mi app a Facebook si a través de Snapchat se comparten cada día 400 millones de fotos, más que en la red social de Mark Zuckerberg?”. En realidad, a Spiegel no les faltan motivos para ser tan “chulito”.

Y es que su popular app nace de una idea “genial” que muchos estaban esperando como agua de mayo en la Web Social: la posibilidad de intercambiar fotografías,
“embarazosas” en gran parte de los casos, que se autodestruyen sin dejar rastro pasada determinada fecha.

La cada vez más famosa app para intercambiar fotografías parece además haber conectado con un público muy concreto: las mujeres. Evan Spiegel, CEO de Snapchat, aseguraba ayer durante una conferencia de Goldman Sachs que el 70% de los usuarios de la app son mujeres. Y es que a las féminas, tan amantes de las “selfies” o autorretratos con el móvil, parecen beber los vientos por Snapchat.

Pero, ¿le bastará a Snapchat el “amor” de las mujeres para convertir en realidad las ambiciones de su CEO? Henry Blodget, redactor jefe de Business Insider, cree que sí. “Hace sólo unos años mucha gente dudaba de que Twitter llegara algún día a convertirse en un negocio rentable. Y lo mismo pasó en su día con Facebook y con Google”, asegura Blodget. ¿Por qué iba a correr peor suerte Snapchat? Desafortunadamente sólo el tiempo dará respuesta a esta pregunta.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir