Mobile

Strings es la nueva app de mensajería que elimina realmente los archivos enviados por el smartphone

42454_07_strings-new-app-lets-un-send-messages¿Quién no ha enviado algo para luego arrepentirse? Es por ello que nace Strings, la nueva aplicación de mensajería móvil que permite dar marcha atrás.

La aplicación permite eliminar por completo conversaciones y fotos compartidas a través de las redes sociales - como WhatsApp, Facebook o Twitter – ya sea por seguridad o simplemente porque uno se arrepiente de haberla compartido previamente.

Y es que aunque las redes sociales sí permiten eliminar archivos personales, esto no significa que no quede la información almacenada en las cuentas de aquellos que se hayan descargado previamente el archivo.

"Cuando eliminas algo en Strings, también se elimina en el servidor, lo que no ocurre con el resto de aplicaciones en el mercado", ha destacado el fundador de la app, Strings Damon Ganem.

De esta manera, lo verdaderamente novedoso de la app es la posibilidad real de eliminar un archivo. "El usuario no tiene que preocuparse de que alguien pueda tener acceso a ello porque ya no existe", explicó en una entrevista Ganem.

"La gente se está empezando a dar cuenta de que aquello que comparte pasa a ser público para siempre y eso les asusta", indicó Ganem. El pasado mes de octubre más de 200.000 fotografías de Snapchat - que supuestamente funciona con archivos instantáneos que no quedan guardados - fueron filtradas y puestas a disposición del público.

"La idea de Strings es dar a los usuarios control completo sobre sus conversaciones personales", dijo la responsable de marketing de la compañía, Justine Lescarbeau.

"En cualquier momento que lo desees, puedes eliminar una línea de conversación y todo lo que ésta contenga, de manera que los mensajes, las fotos y los vídeos compartidos se eliminarán de forma inmediata y para siempre de tu teléfono, de los teléfonos de aquellos con quienes los hayas compartido y de nuestros servidores", indicó Lascarbeau.

Y es que la app permite el control absoluto al usuario de sus archivos. Su funcionamiento consiste en que fotografías y vídeos compartidos en Strings pueden visualizarse sin restricciones, pero no pueden descargarse directamente al teléfono móvil del receptor. En caso de descarga, debe ser bajo autorización expresa del creador del contenido. No son válidas por tanto tampoco las capturas de pantalla – que son detectadas por la app.

Los creadores se han puesto serios con la seguridad. A la tercera infracción de las normas, se cierra la cuenta al usuario.

Esta pequeña start-up surgió a finales del año pasado en Seattle (Washington, EE.UU.) gracias a seis personas. Aunque a día de hoy la empresa ha crecido y ya cuenta con 60.000 usuarios- y emplea a media docena de trabajadores – y puede situarse como una competencia real a WhatsApp, que ya cuenta con más de 700.000 usuarios.

"Tenemos 60.000 usuarios repartidos en más de 160 países, 2.000 de ellos en países hispanoparlantes. En Latinoamérica, nuestro mayor mercado es Brasil, donde se concentran el 80% de nuestros usuarios en la región", explicó la responsable de marketing.

La aplicación es gratuita y, aunque actualmente sólo está disponible para sistemas operativos de Apple iOS, la empresa asegura que está trabajando para sacar al mercado una versión compatible con Android.

"El mercado de la mensajería es muy competitivo, así que la clave es tener un producto que te diferencie, que solucione una necesidad del consumidor que el resto de productos no solucionan. Eso es lo que logra Strings al apostar por el control sobre los contenidos", concluyó Lescarbeau.

Y precisamente puede rivalizar con WhatsApp, que ya cuenta con 700.000 usuarios, al ofrecer un servicio de seguridad que por el momento ninguna aplicación asegura.

z5

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir