Mobile

Telegram le corta el grifo propagandístico a ISIS

telegramEs una suerte de búnker en lo que a la seguridad se refiere –cuenta, al fin y al cabo con dos capas de cifrado– y por eso precisamente Telegram es una las apps favoritas del Estado Islámico (ISIS).

Sin embargo, Telegram podría dejar de ser muy pronto el "ojito derecho" del grupo terrorista. La famosa app de mensajería se ha convertido en la primera empresa tecnológica en anunciar públicamente que está bloqueando canales de propaganda de ISIS en su plataforma. Lo ha hecho presionada al conocerse que Telegram fue utilizado para coordinarse por los terroristas que perpetraron el pasado viernes los atentados de París.

“Nos ha sorprendido conocer que los canales de Telegram se estaban usando por ISIS para distribuir su propaganda”, señalan los responsables de la aplicación, con sede en Berlín.

Telegram dice haber echado ya el candado a 78 canales en 12 idiomas y asegura que a lo largo de la semana introducirá una nueva funcionalidad para que los usuarios puedan alertar y denunciar manera anónima canales de propaganda terrorista. Hasta que entre en vigor esta nueva funcionalidad, la aplicación solicita a los usuarios que deseen denunciar irregularidades que utilicen la dirección de correo electrónico [email protected] para alertar.

La “amistad” de los terroristas de ISIS con Telegram viene de largo. Sin ir más lejos, la app fue el medio utilizado por el grupo terrorista para reivindicar el ataque contra el avión ruso en la península de Sinaí que se saldó con 224 víctimas mortales hace un par de semanas.

Detrás de Telegram está Pavel Durov, un joven ruso de 31 años que creó la aplicación junto a su hermano Nikolai en el año 2013. Durov abandonó su país natal en 2014 tras su negativa a compartir con el gobierno de Vladimir Putin los datos de perfiles ucranianos en VKontakte, una red social alumbrada también por él.

Hoy por hoy Telegram carece de modelo de negocio y continúa a flote gracias a la fortuna de Durov, que tiene en sus arcas personales aproximadamente 700 millones de euros tras vender VKontakte, algo así como el Facebook ruso.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir