Mobile

The Purple Dorm: la historia jamás contada sobre el origen del iPhone

Lo sabe todo sobre nosotros, pero nosotros sabemos muy poco de él.

El iPhone, nacido hace ya una década, se ha convertido en un hito en el mundo móvil, marcando un antes y un después no solo en cuanto al diseño único sino también con respecto al concepto sobre estos dispositivos.

Apple fue capaz de crear un aparato multifuncional. Consiguió que dejáramos a un lado las cámaras de fotos y el ordenador al ofrecer un dispositivo capaz de ofrecer una experiencia completa inigualable.

Sin embargo, no fue fácil crear el primer iPhone. De hecho, el camino fue largo, complicado y realmente secreto, tanto, que el proyecto recibió el nombre de Purple a raíz de un canguro lila de juguete de uno de los ingenieros.

Asimismo, lejos de trabajar con el resto de empleados, los implicados en dar vida al móvil, desempeñaban su labor bajo la más estricta confidencialidad firmada en un contrato y en una habitación cerrada a cal y canto donde dormían, comían, pasaban sus vacaciones y sus lunas de miel a la que denominaron "Purple Dorm".

"Se creó una olla a presión con un montón de gente realmente inteligente con un plazo de entrega imposible, una misión imposible y aun encima te dicen que el futuro de toda la compañía dependía de ello", asegura Andy Grignon, uno de los ingenieros que participó en el proyecto a The New York Times.

El secretismo que siempre ha envuelto todo lo que ha hecho la compañía de la manzana comienza a desvelarse poco a poco.

Por ejemplo, la tecnología multi touch que introdujo por primera vez en el mercado Apple no fue una creación del equipo de Jobs sino que, tal y como Brian Merchant cuenta en su libro "The One Device: The Secret History of the iPhone".

De hecho, fue desarrollado varias veces desde la década de los 60 y 70. Pero la tecnología que posteriormente implementó el dispositivo de Apple, fue desarrollada a principios de los 2000 por Wayne Westerman, ingeniero de la Universidad de Delaware, cuya compañía, FingerWorks, fue adquirida en 2005 por los de Silicon Valley. El resto es historia.

Pero Merchant realiza también un viaje por diferentes países en busca de los materiales que componen el iPhone, desde el desierto de Chile hasta los basureros tecnológicos de Nairobi. Pero pasando también por Foxconn, la fábrica china en la que los dispositivos de la manzana son fabricados y cuyas condiciones laborales son dudosas.

El libro incluye también curiosas historias sobre la tecnología que se esconde detrás del iPhone pero también otras más personas, problemas técnicos en el proceso de su creación, los momentos previos al lanzamiento, la tensión entre equipos e incluso el momento en el que se realizó la primera llamada desde el aparato.

Así, el autor realiza un interesante retrato de todo aquello que esconde uno de los productos más rompedores del mundo tecnológico, se atreve, por fin, a desenmascarar el iPhone.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir