Mobile

Uber sólo contratará conductores con licencia para "sobrevivir" en España

uber españaCasi un año después de que la justicia dictaminase su cierre en España, Uber se "reinventa" y comienza su carrera desde cero en nuestro país con el objetivo de volver a recuperar su cuota de mercado dentro del marco de la legalidad.

La polémica aplicación que permite el transporte de pasajeros mediante el uso de vehículos privados ha informado de que sólo permitirá cobrar por los trayectos a aquellos conductores que dispongan de licencia de Vehículo de Turismo con Conductor (VTC), es decir, aquellos que cuenten en su haber con la pertinente autorización administrativa para transportar personas, según recogen desde el diario El Mundo.

De esta forma la compañía norteamericana se replantea su estrategia lo que se traduce en un cambio bastante significativo en su objetivo de trasladar al sector del transporte de pasajeros la irrupción del móvil como ya ha sucedido en otros sectores.

"Hemos cometido errores. Seguimos creyendo en nuestro modelo de negocio pero España quizás no está lo suficientemente madura para asumir que particulares ofrezcan estos servicios", explica Carles Lloret, responsable de Uber en España, según señalan en el citado diario.

Entre las medidas tomadas no sólo se encuentra aceptar a conductores con licencia sino que se suman otras como aumentar el nivel de exigencia de los mismos, colaboración con la policía a la hora de facilitar información así como una mayor transparencia en lo referente a sus ingresos.

Desde que Uber aterrizase en Barcelona hace 20 meses lo cierto es que ha revolucionado el concepto del transporte. Un fenómeno que no ha estado exento de polémica siendo perseguido por las administraciones y asociaciones de taxis que consideran la prestación de sus servicios como ilegales.

Movimientos que responden a un claro viraje de la empresa en su mejora en las relaciones con la Administración. Antes de esta decisión Uber se reunió con Pablo Rodríguez, director general de Transportes de la Comunidad de Madrid así como con responsables del Ministerio de Fomento, según informan diversas fuentes, para fijar su compromiso de cambio.

Un giro de los acontecimientos que se produce cuando faltan aún como mínimo 12 meses para que el Tribunal de Justicia europeo tome una decisión y establezca medidas en relación a los servicios de transporte prestados por particulares.

A esto sumamos que durante este periodo en el que Uber ha permanecido “inactivo” luchando por la legalización de UberPop, empresas como Hailo o Cabify han ganado terreno ocupando el mercado antes dominado por Uber.

Lo cierto es que el marco legal por el que abogan desde la compañía cada vez cuenta con más adeptos a pesar de las quejas de los taxistas. Lloret señala que España posee una de las regulaciones en esta materia más restrictivas del viejo continente poniendo como ejemplo ciudades como París o Londres en las que los servicios de transporte prestados por conductores ajenos al sector del taxi están mejor vistos.

"La restricción artificial de licencias VTC tiene consecuencias negativas: por un lado, quienes quieren trabajar como conductores no pueden, aunque exista demanda de estos servicios. En segundo lugar, no alivia la congestión de tráfico”, apunta Lloret concluyendo que “los precios de los trayectos son más caros, los tiempos de espera más largos y la disponibilidad de vehículos más limitada".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir