líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los fabricantes, obligados a facilitar la reparación de smartphones

La UE obligará a los fabricantes de smartphones a ofrecer piezas de repuesto para alargar su vida útil

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez

Una nueva normativa obligará a las empresas tecnológicas a disponer de piezas de reparación durante al menos 5 años para los dispositivos electrónicos.

Con el fin de luchar contra la llamada «obsolescencia programada», la Comisión Europea pretende obligar a las empresas tecnológicas a disponer de piezas de reparación para garantizar una vida útil más larga a los smartphones y otros dispositivos electrónicos, tal y como ha adelantado el Financial Times.

Para ello, ha presentado un borrador de propuesta que defiende el derecho de los consumidores a reparar los productos y aborda las actualizaciones obligatorias de software que deben proveer los fabricantes.

Según indica el documento, al menos 15 componentes diferentes deberán estar disponibles durante un plazo mínimo de 5 años después de la fecha de introducción del dispositivo en el mercado. Las baterías, otro de los elementos que hacen a los consumidores optar por un cambio de móvil, tendrá que garantizar unas 500 cargas completas antes de deteriorarse al 83% de capacidad.

Asimismo, el borrador elaborado por la Comisión Europea apunta que los fabricantes estarán obligados a mostrar la duración de la batería, resistencia a las caídas y otras características en una etiqueta visible en el empaquetado.

En cuanto a las actualizaciones del software, los fabricantes deberán garantizar aquellas relativas a la seguridad del dispositivo hasta cinco años después del lanzamiento del producto, y las actualizaciones de funcionalidad, al menos durante tres años.

Reducción de residuos y menor contaminación

Según un estudio de la Oficina Europea de Medio Ambiente, prolongar durante 5 años el ciclo de vida de todos los smartphones vendidos en la Unión Europa ahorraría emisiones equivalentes a unos 10 millones de toneladas de CO2, lo mismo que retirar 5 millones de coches de la carretera.

El proyecto que propone el borrador, que también abarca las tabletas y los teléfonos móviles estándar, sugiere que si el hardware se hace más reparable y reciclable se reduciría en un tercio el consumo de energía que supone su producción y uso.

«Los dispositivos suelen ser sustituidos prematuramente por los usuarios y, al final de su vida útil, no son suficientemente reutilizados o reciclados, lo que supone un despilfarro de recursos«, señala el documento.

Ante esta propuesta, las grandes tecnológicas han mostrado su disconformidad. Los fabricantes de smartphones argumentan que exigir que haya más piezas disponibles no hace sino aumentar el consumo de plástico, pese a que marcas como Apple, Samsung o Google ya cuentan desde hace tiempo con algunos programas de reparación (aunque limitados).

Digital Europe, representante de empresas como Apple, Samsung o Xiaomi, explicó que ofrecer piezas de repuesto «generará costes más altos para el consumidor«.

 

Wendy Clark podría dejar de ser CEO global de Dentsu InternationalAnteriorSigueinteMeta busca incluir más funciones de pago en sus aplicaciones

Contenido patrocinado