líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un test relámpago al iPhone 5: ¿supera o no la prueba la nueva "criatura" de Apple?

Redacción

Escrito por Redacción

El nuevo iPhone 5 de Apple es más delgado y más largo que las versiones anteriores, pero ¿es también mejor? Para responder a esta pregunta, Matthias Kremp, periodista de Spiegel, ha realizado un test relámpago a la nueva «criatura» de Apple para comprobar si el esperado iPhone 5 cumple o no todo lo que promete.

Lo primero que uno constata al tener en sus manos el nuevo iPhone es su ligereza. Pesa bastantes menos gramos que el iPhone 4S y la diferencia se nota. Y eso a pesar de su nueva carcasa trasera de aluminio. A diferencia del iPhone 4 y del iPhone 4S, que sólo llevaban cristal en su parte trasera, en el iPhone 5 el auténtico protagonista es el aluminio. Aunque probablemente muchos prefieran la estética carcasa de cristal de las versiones anteriores, la nueva carcasa de aluminio del iPhone 5 es definitivamente muy práctica y hace que el dispositivo sea menos sensible a los golpes.

Mucho más importante que la parte trasera es, de todos modos, la parte delantera del dispositivo, que a primera vista difiere muy poco de la del iPhone 4 y el iPhone 4S. Sin embargo, lo cierto es que el nuevo iPhone ha crecido más de un centímetro de largo y que en su pantalla caben ahora cinco filas de apps en lugar de cuatro.

Entre la pantalla del nuevo iPhone y la del anterior tampoco hay muchas diferencias reseñables. La claridad y la calidad de los detalles son muy similares en ambas pantallas. De hecho, la resolución de píxeles de la pantalla del iPhone 5 es la misma que en la del iPhone 4S. Ello no quiere decir, con todo, que no sea de una calidad extraordinaria. Los píxeles de la pantalla apenas son apreciables para el ojo humano.

El tamaño de la pantalla del nuevo iPhone 5, de 4 pulgadas, llama la atención por su manejabilidad. A diferencia de otros smartphones, que miden 4,5 pulgadas o más y apenas caben en el bolsillo de la camisa o del pantalón, el nuevo tamaño del iPhone de Apple no resta un ápice de ergonomía al aparato.

Una de las novedades más destacadas del nuevo iPhone es su nuevo procesador A6, que se deja notar en la velocidad de la cámara mejorada del dispositivo. Su nueva función para sacar fotografías de calidad en lugares con poca luz es también apreciable, pero no superior a la de la cámara del Nokia 920 presentado la semana pasada por Nokia.

En cuanto a la nueva funcionalidad para tomar fotografías panorámicas del iPhone 5, el dispositivo cumple lo que promete y ofrece una técnica muy similar a la que ya integran desde hace tiempo las cámaras fotográficas de Sony.

iOS 6 es el sistema operativo del iPhone 5 y una de sus características más notables es un servicio cartográfico que sustituye a Google Maps. En el nuevo iPhone, este servicio destaca por su agilidad y rapidez, pero deja un interrogante: ¿estarán preparadas las versiones anteriores del smartphone de Apple para sacarle todo el partido a esta nueva función?

El nuevo servicio cartográfico incluye también mapas en 3D de 40 ciudades, que añaden atractivo al nuevo iPhone, pero que no le aportan tampoco nada verdaderamente único.

¿Las conclusiones de este test relámpago al nuevo iPhone 5? Que ha ganado en rapidez, que ofrece más superficie de pantalla y que su “estirón” no ha afectado a su magnífica ergonomía. Aun así, es bastante menos sorprendente que la gran última innovación móvil de Apple: el iPhone 4.

 

Ikea, rebosante de color en su última campaña para Reino UnidoAnteriorSigueinteApple no es solamente una marca, es una idea

Contenido patrocinado