Mobile

La adicción al smartphone, ¿la nueva pandemia del siglo XXI?

Uno de cada cuatro usuarios son "yonquis" con las manos encadenadas al móvil

smartphone addictionCon la llegada de 2018 son muchos los se han propuesto estrenar el año nuevo dejando de lado (más de lo habitual) al móvil de sus amores (y sus adicciones). Sin embargo, cumplir este propósito, sencillo a priori, se convertirá para algunos en misión imposible.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la agencia Quisma, sólo tres de cada cuatro consumidores utilizan de manera selectiva el smartphone. Y uno de cada cuatro tiene una relación adictiva con su teléfono inteligente (al que no puede renunciar por nada del mundo).

La mayor parte de los consumidores (de entre 14 y 70 años) consultados en su informe por Quisma se inscribe en la tipología “comunicativa” de los usuarios de smartphones. El 27,5% está adscrito a esta categoría, la única cuyos miembros se confiesan adictos al móvil.

Los usuarios de esta primera tipología son hombres y mujeres en proporciones casi idénticas y tienen una edad media de alrededor de 40 años. Estos usuarios “comunicativos” utilizan con frecuencia los “reminders”, la funcionalidades para dictar emails, las apps de noticias y las aplicaciones de reconocimiento de música. Para ellos el smartphone forma parte de su cotidianeidad y es, por lo tanto, un ingrediente absolutamente irrenunciable en sus vidas.

El 22,8% de los usuarios de smartphones son los denominados “power users”. Este grupo tiene una relación fundamentalmente de tipo funcional con su teléfono inteligente, que contempla como herramienta de trabajo y de comunicación.

Los “power users” utilizan muchas funcionalidades simultáneamente, cambian de una aplicación a otra con fluidez y son perfectamente capaces de estar separados de su smartphone durante unas cuantas horas. Estos usuarios son mayoritariamente mujeres y su edad media está en torno a los 33 años.

El 18,3% de los usuarios de smartphones son los que el estudio de Quisma califica de “pragmáticos”. Para los usuarios pragmáticos el smartphones constituye un apoyo en su vida diaria para hacer las cosas de manera más rápida y más sencilla. Los pragmáticos son mayoritariamente hombres con un edad promedio de 44 años.

Por su parte, los denominados usuarios “simpatizantes” (16,7%) se interesan de manera única y exclusivamente periférica por su smartphone. Y para ellos las funcionalidades que albergan en sus entrañas los teléfonos inteligentes no son en absoluto de vital importancia.

Finalmente, el 14,7% de los consumidores son usuarios ocasionales de los smartphones y dan muchísima importancia a ser dueños de un buen teléfono inteligente. Sin embargo, y pese a la relevancia que tiene para ellos la calidad de la tecnología móvil, no necesitan estar conectados las 24 horas del día paras sentirse 100% realizados. Los usuarios ocasionales de los smartphones son mayoritariamente hombres y tienen una edad media de 41 años.

La adicción de los smartphones (un problema muy real a la luz de los resultados arrojados por el informe de Quisma) ha sido noticia en los últimos días después que dos importantes inversores de Apple instaran al fabricante del iPhone a tomar medidas para mitigar la dependencia (a veces enfermiza) de sus dispositivos entre los más jóvenes.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir