Mobile

A Wall Street le tiemblan las piernas frente a la presentación del iPhone 6S

tim cookEste miércoles todos los ojos estarán puestos en Apple. La compañía presentará, a través de Tim Cook, si no hay ninguna sorpresa, un nuevo iPhone, la Apple TV y se rumorea que podrían mostrar un iPad Pro. La Keynote tendrá lugar a las 19 horas y no solo los fanboys estarán pendientes de lo que la compañía de la manzana pueda contar. En Wall Street tienen los ojos puestos en los ojos en la compañía porque temen que lo que puedan ofrecer no sea tan alto como las expectativas que se ciernen siempre sobre sus productos.

Al contrario de lo que se puede observar en algunas tiendas de Apple, donde los jóvenes están acampando para poder ser los primeros en tener los productos en sus manos, en Wall Street no se respira tranquilidad. En lugar de invertir en las acciones de la compañía, prefieren ser previsores y esperar al qué vendrá. Tanto es así que, en las últimas 6 semanas, Apple ha experimentado unas pérdidas en bolsa de un 18% y algunos de los inversores temen las pérdidas que esto les pueda provocar.

En los últimos dos meses han surgido serias dudas sobre si la racha de siete años de triunfos que ha vivido Apple podría estar viendo su final. El iPhone 6S podría ser la cara visible de ese declive y algunos analistas, como Toni Sacconaghi de Bernstein Reseach para el portal financiero Marketwatch, cuestionan que sus smartphones puedan crecer todavía más el próximo año.

Tim Cook, por su parte, está intentando sacar toda su artillería pesada, ya que, actualmente, los smartphones generan el 80% de las ganancias de la empresa y una pérdida en ese sector podría provocar la escapada masiva de accionistas. El CEO de Apple quiere disipar las dudas asegurando que el iPhone tiene potencial para muchos años más. La compañía confía en que los dos nuevos teléfonos que va a sacar al mercado, el iPhone 6S y el iPhone 6S Plus, junto con la Apple TV, remontarán los resultados obtenidos en las últimas semanas.

No es la primera vez que Apple presenta malos resultados. Desde el 2007, ha vivido pequeñas recesiones justo después de la presentación del nuevo iPhone. Ahora, a la incertidumbre del nuevo modelo se le ha unido las turbulencias en el mercado asiático, que pueden afectar, de forma directa, a su nivel de ventas.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir