Mobile

Willow, la app de citas que pretende desbancar al "superficial" Tinder utilizando la palabra como arma

WillowEs probablemente la app de citas más conocida, pero ¿hasta qué punto están interesados los usuarios de Tinder en conocer (de verdad) a otras personas? En esta aplicación es el exterior de la persona (su foto) lo que prima a la de hora de encontrar "ligue", mientras que el interior queda completamente relegado a un segundo plano.

Teniendo en cuenta que Tinder es el paraíso de quienes buscan sólo aventuras de una sola noche, es hasta cierto punto normal que sus usuarios se fijen sólo en el físico de sus "ligues", pero ¿y si uno busca algo más que sexo?

Pensando en aquellas personas a las que Tinder, la app de citas por excelencia, les parece excesivamente superficial, ha aparecido una aplicación mucho más profunda en el horizonte. Se trata de Willow, que funciona de manera muy similar a Tinder pero sin fotos.

Para utilizar Willow, basta con conectarnos a la app a través de nuestra cuenta en Facebook, elegir el sexo y la edad de la persona que estamos buscando y permitir a la aplicación que acceda a nuestros datos de geolocalización.

Willow se encarga de escanear los alrededores del usuario para buscar otras personas. Sin embargo, a diferencia de en Tinder, esta app no muestra al usuario fotos sino preguntas de otras personas.

“¿Cómo te imaginas dentro de 5 años?, “¿Medio lleno o medio vacío?”, “¿Te gusta Star Wars?” o “¿Has pensado alguna vez en un apocalipsis zombi?” son algunas de las preguntas que formulan los usuarios que buscan posible cita en Willow.

El usuario puede lógicamente responderlas o no. Si las responde, puede involucrarse en una conversación que puede, como en la vida real, llevar a algo más…o no. Eso sí, a diferencia de en la vida real, donde no es tan fácil desembarazarse de citas aburridas, en Willow basta un simple clic para dejar “plantado” sin contemplaciones a nuestro “ligue”.

Esta aplicación, en la que el objetivo es que los usuarios echen mano del arte de la palabra de la manera más creativa posible, es la “criatura” de Michael Bruch, un joven de 24 años que creó Willow harto de la manifiesta frivolidad de la mayor parte de apps de citas.

Y es que en Willow el fin último no es ni el sexo ni tampoco las relaciones de pareja. El 70% de los usuarios de esta app echa mano de ella simplemente para charlar con otras personas.

Willow, cuya versión beta se lanzó el pasado verano, acaba de estrenar su versión definitiva, que está por el momento disponible únicamente a través de iOS. No obstante, la app, que es gratuita, recalará también en breve en Android.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir