líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Es un "yonki" confeso de los smartphones? Así le roban el alma estos gadgets

smartphonesNo es ningún secreto que la adicción a los smartphones es una epidemia mundial que tiene a millones y millones de personas de todos los rincones convertidas en auténticos «peleles» de los teléfonos inteligentes.

Ni siquiera compartiendo mesa con amigos y familiares tenemos la decencia de mirarles a los ojos (los niños de nuestros ojos son, al fin y al cabo, los smartphones) y menos aún de dirigirles la palabra (es mucho mejor hablar con ellos a través de WhatsApp).

Poseídos por el (perverso) espíritu de los smartphones, caminamos por la calle como si fuéramos auténticos zombis, nos damos codazos con las personas que se topan a nuestro paso y esquivamos de milagro coches que nos dan sustos de muerte con sus bocinazos (y nos salvan de paso la vida).

Y cuando hacemos turismo estamos más pendientes de tomarnos ridículos selfis frente al monumento de turno que en contemplarlo con atención. Preferimos grabarlo en la memoria de nuestro smartphone a hacerlo en nuestras retinas (y de paso en nuestro corazón).

Algunos creen que, más allá de sorbernos el seso, los ubicuos teléfonos inteligentes nos roban el alma. Es el caso del fotógrafo francés Antoine Geiger, que en el proyecto “SUR-FAKE” deja al descubierto la perversidad de nuestra creciente dependencia a los smartphones, esa que a nosotros nos parece tan inofensiva.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

 

Hombres y mujeres nos comportamos diferente a la hora de discriminar en FacebookAnteriorSigueinteAmazon estrena Amazon Vine para fomentar las valoraciones de los usuarios

Noticias recomendadas