Performance Marketing

Por qué un buen SEO debería ser como el hombre invisible

Por qué un buen SEO debería ser como el hombre invisibleEn los últimos seis meses hemos asistido a múltiples cambios en el universo del SEO y muchos de esos cambios tienen que ver con el nuevo “rey” de la optimización en buscadores: el marketing de contenidos.

Si queremos hacer una buena campaña de SEO, es obvio que debemos alejarnos de la manipulación de links y de la sobre-optimización, pues Google castiga estas dos estrategias a la hora de evaluar la calidad de un sitio web.

De hecho, y si seguimos al pie de la letra los consejos del gigante de las búsquedas, para triunfar en Google, la clave de todo está en crear contenido de calidad.

En muchos sentidos, para aquellos que han estado haciendo SEO de manera adecuada, poco o nada ha cambiado en realidad. Este tipo de expertos habrán recibido seguramente con los brazos abiertos los cambios en el algoritmo de Google operados en los últimos seis meses. Por el contrario, aquellos que los últimos años han estado obsesionados persiguiendo ese algoritmo e intentando posicionarse de la manera más rápida posible en Google han salido perdiendo.

Con sus nuevas reglas, Google premia a aquellas empresas aparentemente ignorantes en SEO, aparentemente porque han estado posicionándose en el famoso buscador de manera natural, haciendo caso omiso de la limpieza de links y de la sobre-optimización y poniendo el acento en su marca, en su negocio, según explica Kevin Gibbons en Econsultancy.

Las empresas que están ganando con las nuevas reglas del juego de Google tienen todas algo en común: están construyendo básicamente marcas y enarbolando la bandera del marketing y las relaciones públicas. Son, en definitiva, compañías que no creen en el SEO a corto plazo y que han trabajado en su posicionamiento en buscadores a largo plazo invirtiendo fundamentalmente en contenidos.

En realidad, una buena estrategia de SEO es casi “invisible”. Esto no significa que la figura del profesional del SEO esté abocada a la extinción. Google quiere encontrar el mejor contenido en la inmensa red de redes y, para ello, necesita del apoyo de los SEOs, de los profesionales que ayudan a las empresas a hacer ese contenido más accesible y más fácil de encontrar y de evaluar.

Para asemejarse a ese “hombre invisible” que Google quiere tener a su vera, los SEOs deben poner el acento en estas cuatro tareas:

1. Poner en su sitio a las tácticas básicas de SEO
Sigue siendo importante que las etiquetas y los titulares estén optimizados en torno a determinadas palabras clave y que las metadescripciones de un sitio estén redactadas teniendo en mente las tasas de clic y otras variables. No se trata de olvidar las viejas tácticas de SEO, sino de ponerlas en su sitio, en el sitio donde la web realmente encaja cuando el usuario realiza una búsqueda.

2. Disponer de una buena arquitectura web y de URL’s amigables
Una buena arquitectura web y unas URL’s amigables, aquellas que el usuario puede realmente entender, son tan importantes como las palabras clave con las que la web quiere posicionarse en los buscadores.

3. Centrarse en el contenido, no en los links
Si una web crea contenido de calidad y publica historias realmente interesantes, los links terminarán viniendo y lo harán de manera natural, sin artificios de por medio.

4. Crear contenido generado por el usuario
Google “ama” el contenido generado por el usuario porque se trata generalmente de contenido relevante y único que aborda temas específicos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir