Social Media Marketing

¿Está buscando trabajo? Las redes sociales podrían ser las culpables de sus "calabazas" laborales

Todos sabemos que las redes sociales son muy “chivatas” y que revelan muchas cosas sobre nosotros mismos. Sin embargo, esta circunstancia no nos impide compartir contenido inapropiado a través de estas plataformas. ¿El problema? Que si estamos buscando trabajo, las redes sociales pueden convertirse en nuestras peores enemigas. Según un reciente estudio de Harris Interactive y CareerBuilder, el 43% de los empleadores que ha recurrido a las redes sociales para investigar a posibles candidatos admite no haber contratado alguien por culpa de la información encontrada en estas plataformas. Este cifra es 9 puntos porcentuales superior a la de hace sólo un año.

En apenas un año ha crecido también el número de empleadores que utilizan las redes sociales para rastrear a posibles candidatos. El 39% confiesa recurrir a estas plataformas para informarse sobre candidatos. En 2012, el porcentaje era de sólo el 37%.

Los empleadores que rechazaron a un candidato después de analizar sus perfiles en las redes sociales lo hicieron por las siguientes razones:

- El candidato había publicado fotos provocativas e inapropiadas (50%).
- El candidato había compartido información relacionada con el consumo de alcohol y drogas (48%).
- El candidato había hablado mal de un antiguo empleador (33%).
- El candidato había mostrado escasas habilidades comunicativas (30%).

Por el contrario, las principales motivos que llevan a los empleadores a contratar a alguien en función de la información hallada en sus perfiles en los social media son los siguientes:

- El candidato transmite una imagen profesional (57%).
- El empleador tiene un sentimiento positivo sobre la personalidad del candidato (50%).
- El candidato demuestra tener un amplio abanico de intereses (50%).
- La información personal sobre el candidato complementa sus competencias profesionales (49%).

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir