Social Media Marketing

¿Por qué las marcas están cerrando sus tiendas en Facebook?

Facebook, como canal de venta online, empezó a despegar el año pasado en una estrategia por monetizar el gran número de seguidores que muchas compañías habían logrado en la red. Pero, ahora, muchas de estas tiendas están echando el cierre.

Compañías como Gap, J.C.Penney, Nordstrom y GameShop son algunas de las que abrieron y cerraron sus tiendas en Facebook durante el año pasado, acabando con algunas esperanzas que apuntaban a que Facebook sería el gran lugar de las compras durante los próximos diez años. “No conseguimos el retorno de inversión que necesitábamos en el mercado de Facebook, por lo que la cerramos rápidamente. Para nosotros, ha sido una forma para comunicar ofertas con nuestros clientes, no un lugar para vender”, aseguró Ashley Sheetz, vicepresidenta de marketing y estrategia de GameStop, en Bloomberg.

“Hubo mucha precipitación al decir que Facebook se convertiría en un nuevo destino, una tienda, un lugar donde la gente iría a comprar”, aseguró Sucharita Mulpur, analista de Forrester Research. “Pero fue como intentar vender algo a la gente mientras está con sus amigos en un bar”.

Eso sí, nada de esto significa que las redes sociales no tengan potencial como canales de venta, ni que haya llegado el final del F-commerce. De hecho, simplemente podría ser que los anunciantes no han sido capaces de aprovechar el poder de estas plataformas. Y es que muchas empresas han optado por importar sus catálogos online, tal cual, a su tienda en Facebook. El problema es que, con una oferta igual, los usuarios no van a decantarse por una opción más lenta que la página web, o en la que el volumen de artículos disponibles es mínimo.

Por otro lado, a pesar de todo el ruido que han generado este tipo de prácticas, lo cierto es que muchas compañías han perdido mucho dinero con estas tiendas, por los costes de gestión que conllevan. Además, no hay que olvidar que, para los usuarios, la experiencia en Facebook sigue siendo, habitualmente, más similar a estar con unos amigos tomando algo, que yendo de tiendas y viendo escaparates, como podría ser el caso de Pinterest.

Y es que Facebook, por ahora, no está preparado para ofrecer una verdadera experiencia de compra, aunque podría llegar a estarlo si desarrolla herramientas o elementos similares a Pinterest. Mientras, las compañías pueden seguir aprovechando la capacidad de Facebook de dirigir tráfico a las páginas de estas tiendas o aprovechar los datos que se pueden obtener de los usuarios cuando éstos visitan las páginas web registrados en Facebook.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir